Raúl del Pozo

«El peligro es que la frase de Rita Barberá ensucie aún más la democracia»

"El peligro es que la frase de Rita Barberá ensucie aún más la democracia"
Raúl del Pozo. PD

Raúl del Pozo también le da sopa con ondas a Rita Barberá:

Rita Barberá, sin soltar la cuerda, apareció ante los periodistas. Implicada en el blanqueo para la financiación ilegal del PP de Valencia, uno de los iconos o caretas más fuertes de la derecha, con sus bolsos de Bulgari y sus broches de Hermès, ha negado las acusaciones. Las achaca a la condena mediática a su partido. Rita, carnet número tres, dijo que no sabe nada de todo lo que se cuenta. Con su collar de perlas, pañuelo de seda, riéndose a carcajadas, apuntando con el dedo índice al infinito, en un tono descarado y provocador, declaró que no sabe nada de los contratos amañados, del dinero negro o la caja B. Según ella, financiar con 1.000 euros a un partido es ridículo -«pitufeo»-, y los regalos que recibía eran por su santo o por Navidad.

Recalca que:

La senadora ha declarado que las confesiones de María José Alcón forman parte de un montaje periodístico. Podría haber dicho de un folletín en la que una madre reconoce ante su hijo que en Valencia se castigaba a los inocentes para tapar el culo a los culpables, y que en el PP corría el dinero negro de mordidas y comisiones. Según la ex concejala, convertían a los militantes en pequeños narcotraficantes que blanqueaban de 1.000 en 1.000 euros. De ese trajín surgió una frases que pasará a la historia: «Como tú dijiste, hijo mío, una vez, y tienes mas razón que un santo, en este país lo único que funciona es la corrupción».

Advierte de que:

El peligro es que la frase de la madre de Valencia, la corrupción como sistema, ensucie aún más la democracia y alcance a los partidos nuevos. Los de Podemos temen que o bien haya en sus filas «un lobo» infiltrado o bien sus comunicaciones estén controladas por la poli. «Quieren que todos parezcamos pringados, pero nada es comparable al PP, esa verdadera organización para delinquir». Suenan las sirenas de Madrid, Valencia, Andalucía y Galicia. Hasta Ciudadanos, látigo del chupeteo, tiene a Eva Borox como cuota en los telediarios, con mordidas y viajes pagados de Marjaliza en la trama Púnica.

Y sugiere que:

Quizás esperen que creamos que la corrupción sólo puede ser conjurada con azufre y fuego, como en la Biblia, porque ya no hay inocentes. Pero hay pocos inocentes, pocos políticos en chirona y sí muchos boqueras y caninos. A la misma hora en la que Rita hablaba, una jueza aplazaba la entrada en prisión de Adrián Manuel Moreno, un joven rehabilitado condenado a seis meses de talego por robar una bicicleta. Esta historia recuerda a aquellas sátiras que granizaba Madrid con libelos infamatorios, contra los que se aprovechaban de sus puestos. Diego de Torres Villarroel, -cura y torero, mago, redactor de almanaques, poeta, matemático, profesor en Salamanca-, cuenta los entresijos de la Corte, con monas de golilla, ratones con capa, renacuajos con bigote. En el famoso poema Los ladrones más famosos no están en los caminos se queja de esta manera: «¡Válgame Dios y azotan a los gitanos!, que pillan una capa, un borrico: seis cuartos segovianos». La parábola del borrico resucita hoy en forma de bicicleta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído