Santiago López Castillo

Presidente sin ton ni son

Presidente sin ton ni son
Santiago López Castillo. PD

He conocido a todos los presidentes del Congreso y el Senado por mor de mi responsabilidad como jefe de información parlamentaria de TVE. Pero ninguno tan incompetente y tan sectario como Patxi López, que en cristiano es Paco López. En su breve presidencia, ha demostrado su incapacidad al frente de la Cámara con salidas de pata de banco, interpretaciones arbitrarias del reglamento y eso que está asesorado por el cuerpo de letrados en Cortes.

El PSOE criticaba a su anterior, Jesús Posada, que era un alma de la caridad tirando a cateto. Pero hasta el más misericordioso credo religioso es criticable si no comulga con el socialismo imperante, fobia contra el PP. Desde un punto de vista institucional, como director de «Parlamento», he oído en privado elogios de diputados socialistas hacia Federico Trillo o Luisa Fernanda Rudi, por ser nombres que nos quedan más cerca. Y loas de la derecha, por ejemplo, hacia José Bono en pleno cardado de implantes capilares.

Retrotrayéndonos a otros tiempos, admiré el temple de Álvarez de Miranda, con el tuve una gran amistad, el social-cristiano y madridista Peces-Barba, y toda esa pléyade de presidentes como Landelino Lavilla, Félix Pons, Marín y otros, cuya labor, a mi juicio, fue escrupulosa. Las estanterías de mi biblioteca están jalonadas de fotos de ellos y sucesivos regidores de la Cámara Baja, incluido, además de las recepciones del monarca, para mí el bueno, el emotivo saludo que me expresó el teniente general Gutiérrez Mellado tras el 23-F, suceso lamentable que transmití para Televisión Española. En la cámara menor, que paradójicamente se denomina Cámara Alta, resalto las figuras de Fontán, Carvajal y Cecilio Valverde.

Patxi López, a lo que iba, es una marioneta en manos de Sánchez, Hernando y Luena, menudas tres patas para un banco. Y encima es testarudo, como denota su cabezón del caserío. Se ha enzarzado en lo del control al Gobierno cuando de momento está en funciones, cumpliendo la labor ordinaria de cada departamento o ministerio: caso distinto es durante la normalidad de la legislatura, en la que el Ejecutivo ha de someterse a la sesión de control en los plenos o a preguntas e interpelaciones en las correspondientes comisiones como determina la Constitución (arts. 108 al 111). López ha entrado en colisión con los ministros de Rajoy porque es un mandado del señor Sánchez, que viene practicando antes y después del 20-D el linchamiento del PP.

La presidencia de López fue una concesión del Partido Popular para lograr el gran pacto con el PSOE y con Ciudadanos. Sencillamente, pardillos.

PD.- En su biografía, López dice tener estudios de ingeniería industrial, nada de leyes. El electricista Corcuera lo haría infinitamente mejor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído