Pedro Cuartango

«Nuestros dirigentes están empeñados en salvar antes su pellejo que en buscar soluciones»

"Nuestros dirigentes están empeñados en salvar antes su pellejo que en buscar soluciones"
Pedro García Cuartango. AJC

En El Mundo, Pedro Cuartago asegura que estas reuniones de los partidos han conseguido que los ciudadanos acaben hastiados de la política y de tanto postureo. La verdad es que no es para menos:

El hastío se suele confundir con el aburrimiento, pero nada tiene que ver con él. Aburrirse es no saber qué hacer con el tiempo, estar hastiado consiste en un estado de ánimo que refleja un desajuste con el mundo. Los autores medievales identificaban el hastío con la melancholia y percibían en él una enfermedad del alma. Pero la palabra ha ido cambiando de significado gracias a las reflexiones de escritores como Voltaire, Chateaubriand, Goethe y Baudelaire, que experimentaron este sentimiento de una manera más moderna. Estar hastiado significa hoy un rechazo de la realidad que nos rodea, una incapacidad de adaptarse al entorno. En este sentido, yo estoy hastiado como la mayor parte de la gente que conozco.

Recalca que:

El hastío es un sentimiento estético ante la mediocridad y la banalidad de todo lo que nos rodea. No faltará quien señale que eso es puro elitismo, pero lo cierto es que cada día es más difícil de soportar el espectáculo de una sociedad que rinde culto al dinero y la fama y que menosprecia el trabajo bien hecho.

A esa sensación se suma ahora la incapacidad para resolver los graves problemas de este país de los líderes políticos, que siguen dando vueltas a un círculo infernal mientras España sufre un empobrecimiento progresivo y un deterioro cultural que nos retrotraen a los peores momentos de nuestra historia contemporánea.

Explica que:

La reunión de anteayer entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos es un buen ejemplo del talante de nuestros dirigentes, mucho más preocupados en construir coartadas para salvar su pellejo que en buscar salidas a la inquietante situación de ingobernabilidad en la que nos hallamos, que nos aboca a acudir de nuevo a las urnas.

Aunque las soluciones sean complejas y no exista unanimidad en el diagnóstico, se les podría exigir a los políticos que se pusieran de acuerdo en una serie de reformas básicas como el funcionamiento de la educación o la regeneración democrática, que resultan inaplazables.

En lugar de afrontar estos retos, los dirigentes se dedican a jugar con el lenguaje, que desde el franquismo no había sufrido una degradación semejante. Las palabras ya no significan nada, se convierten en instrumentos de manipulación u ocultación de la verdad. En este sentido, los representantes de Podemos se han convertido en virtuosos artistas de ese doble uso de la comunicación. La consulta que anunció ayer Iglesias es una forma de delegar sus responsabilidades en las bases y también de fabricar una coartada para ir a unas nuevas elecciones. Y ya hemos visto como los jefes de Podemos denuncian con entusiasmo la corrupción ajena, pero justifican o ignoran la propia. Ese doble rasero acabará por restarles toda credibilidad.

A algunos de los que hemos creído que la política tenía una dimensión ética, la actual situación nos ha provocado una profunda decepción. Y esa decepción ha reforzado nuestro hastío, que nace en última instancia de una crisis de valores que ha dejado sin referencias a la sociedad.

Y finaliza:

Me da la impresión de que España permanece anclada en los eternos demonios familiares que tanto daño nos han hecho. Seguimos siendo un país cainita, en el que el pasado es más importante que el futuro. Lo que está sucediendo es una repetición en clave de farsa de una historia muy vieja. Por eso, intuimos que no acabará bien.

Lo más lamentable es que este triste espectáculo va a alejar de nuevo de la política a muchos ciudadanos que creían que el final del bipartidismo iba a traer un cambio de actitudes. Todo sigue igual, mientras se acrecienta un hastío que está a punto de transformarse en consternación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído