Fermín Bocos

Señor Sánchez, no insista

Señor Sánchez, no insista
Fermín Bocos. PD

No insista. Señor Sánchez, no insista en tender la mano a Pablo Iglesias, el líder de Podemos que, como sabe, acumula sobradas pruebas de menosprecio al Partido Socialista. Podemos va a lo suyo y en la lucha por el poder creen que la estrategia que siguen es la adecuada. La política ya se sabe que tiene una raíz cainita.

No son los únicos. Pero el odio que Pablo Iglesias manifiesta hacia el PSOE –la frase es suya, señor Sánchez, no mía–, deja en evidencia que el objetivo del secretario general de Podemos es reemplazar al Partido Socialista en el liderazgo de la izquierda española.

Siendo así, habiendo dicho el señor Iglesias que el partido que usted dirige forma parte de la casta que desde los tiempos de la Transición gobierna nuestro país al servicio de los intereses de las empresas del Ibex 35, ¿qué sentido tiene intentar un pacto con Podemos?

¿Qué pensó usted al conocer sus prioridades? Las expuso en rueda de prensa el señor Iglesias cuando se proclamó vicepresidente de un gobierno presidido por usted en el que se reservó todas las palancas del poder del Estado: desde los ministerios de Interior al de Defensa, pasando por Justicia, el CNI, el BOE y la Televisión Pública?

Pese a los más de cuatro millones de españoles que están en el paro, ninguna referencia hubo a Trabajo y Seguridad Social en aquella sincera exposición de intenciones del señor Iglesias. Tampoco habló del Ministerio de Educación, ni de Cultura. No. Fue al grano.

Señaló las palancas del poder. ¿Cree usted, que el señor Iglesias ha cambiado su idea fuerza de lo que quiere para Podemos? No hay indicios. Todo lo contrario. Van a lo suyo. Es legítimo.

El día que encabezando la representación de Podemos se reunió con las delegaciones del PSOE y Ciudadanos, ni le dedicó un minuto a analizar el documento pactado entre usted, y el señor Rivera.

Fue a lo suyo. A reventar el pacto. No lo consiguió, pero volvió a intentar marcarle a usted, la ruta a seguir. Hasta un ciego se daría cuenta de que le ve a usted, como un instrumento de su ambición apoyándose en la suya propia, señor Sánchez.

Usted, intentó conseguir apoyos suficientes para lograr la investidura y, aunque no lo consiguió, logró algo de lo que antes disponía de manera precaria. Me refiero al respaldo de sus compañeros de partido. Perdió la investidura pero se aseguró la secretaria general del PSOE.

A su edad, con su trayectoria, si sabe jugar bien sus cartas y si combate ese punto de frialdad con el que le percibe la gente, tiene mucha vida política por delante. El PSOE tiene más de cien años de historia y ha gobernado más de 20 años España. A otros les devora la impaciencia por hacerse con todo.

Olvídese de ellos y prepárese para las próximas elecciones. Deje que sean los ciudadanos quienes decidan. Aunque solo sea para no aburrir al personal, no insista con Podemos, señor Sánchez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído