Rafael Reina

Se abre en España la veda del periodista

Se abre en España la veda del periodista
Rafael Reina. PD

Siempre hay quien pega el primer tiro, pero la apertura de la veda al periodismo, se veía venir, ahora queda saber quiénes caen y cuánto dura.

EL periodismo es incómodo, muy incómodo, para los directamente afectados y para los que se sienten incluidos y es que somos demasiados sensitivo a reconocer nuestros errores a cambiar como pensamos ante las evidencias, lo vemos incluso cuando los amigos y actuales compañeros de corruptos, afrontan las consabidas preguntas de los periodistas; es como si en parte fuéramos culpables de los desmanes de amigos y vecinos… ¿es que lo somos?.

EL periodismo es apasionante, no existe periodismo sin la primicia especialmente en esta época de información internáutica y el primer impactado es el propio periodista (si obviamos al muerto y al causante claro), de ahí la «droguilla» periodística.

Pero en el periodismos político de estos días, lo difícil no es la primicia lo difícil esta en escribir algo serios en el circo de estamos viendo sin la vergüenza ajena que nos da a los que somos espectadores (Yo siento vergüenza de ver estos Srs, que quieren y que nos representan) ante tanta mentira, tanto querer hacernos ver una realidad que no existe, tanto querer dirigir nuestras decisiones al lado de sus ideología, tanto intentos de ver lo malo del otro escondiéndose detrás de la muleta que no solo sirve de engaño, también oculta sin pudor el estoque que usara con nosotros, cuando al fin y obligados sometamos nuestro voto.

Por eso estoy en contra de toda forma de periodismo partidista e ideológico, por ser un estímulo al festejo de estos pseudos políticos, que solo aprendieron lo sucinto para el engaño y salen al ruedo a sabiendas que no tenemos defensa, que entremos al trapo que entremos ellos siempre ganaran algo… y que solo se trata de ganar más.

Abogo por el periodismos encarnizado, sin lados ni limites que no sean la verdad y los hechos, donde todo el que no esté inmaculado pueda ser víctima de todo escarnio y vergüenza, que el que desee convertirse en quienes tienen el sagrado deber de dirigir los destinos de un pueblo, este consciente del color de sus pañales cuando aún mamaba.

EL pueblo no es capaz de hacerlo, no busca la educación ni el conocimiento antes de emitir el sagrado voto, se deja llevar por el carisma que incluye el engaño el don de palabra que encierra el discursos impostor de la verdad, las sonrisas que cubre las muesca de malicia y fraude, el pueblo es perezoso en vencer los atractivos demagogos, iluso antes las promesas utópicas y el político aprovecha ignominiosamente la astenia popular.

Por eso es necesario el periodismo porque el periodismo es la historia reciente y efímera de esta fiesta nacional, donde los toros no mueren, solo regresan a tirar de la carreta, con la misma esperanza y por el mismo camino pero con aun más carga que antes.

Y por eso se abre la veda, para coartar, para difamar a quienes solo tienen como objetivo evitar el abuso de quienes tienen el poder de responder solo lo que les interesa, cuando les interesa y desviado la respuesta a lo que les interesa… y porque el pueblo los cree, por su carisma, por su demagogia, por el platonismo popular.

Lean el periódico, escuchen el periodismo, no uno, no dos… todos cuantos puedan, los políticos todos sin excepción, como los vendedores sin excepción… están para vender sus productos, su beneficios, sus ideas, los periódicos y periodistas, todos sin excepción están para evidenciar todos los productos, los beneficios, las ideas con otros discursos, otras palabras y sin dobles sentidos. SU VOTOS ES IMPORTANTE ES UN CHEQUE EN BLANCO Y FIRMADO.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído