Jaime González

El independentista catalán se cae del cocotero

El independentista catalán se cae del cocotero
Jaime González. PD

Reflexiona este 3 de mayo de 2016 Jaime González en ‘ABC’ sobre el pifiado viaje del presidente de la Generalitat, el independentista Puigdemont, a Bruselas, donde no le ha querido recibir ni el tato:

  • Los cantantes suspenden los conciertos por «laringitis», los futbolistas son apartados por «decisión técnica» y los políticos declinan las reuniones por «problemas de agenda».
  • Hay una excusa para cada ámbito, aunque detrás de cada excusa haya una razón que no convenga destapar.
  • Lo cierto es que los Rolling aplazaron su gira por Europa en 2006 porque Keith Richards se cayó de un cocotero; «Mágico» González se quedó fuera de algunas convocatorias del Cádiz porque iba ciego a los entrenamientos, y el presidente de la Comisión Europea ha plantado a Carles Puigdemont por el proceso soberanista.

    Puigdemont regresó a España sin ser recibido por ningún alto cargo comunitario. En la imagen aparece con el Representante Permanente del Govern ante la UE, Amadeu Altafaj, quien, además, desveló que Puigdemont intentó sin éxito ser recibido por Juncker

  • Desde el 1 de enero, Jean-Claude Juncker ha recibido a todo hijo de vecino, bien fuera tocado con sombrero, bombín, chistera, kipá, keffiyeh o turbante, pero al presidente de la Generalitat le ha cerrado la puerta de su despacho por la declaración unilateral de independencia promovida por el Parlamento de Cataluña.
  • En los últimos cuatro meses, Juncker ha tenido tiempo de reunirse hasta con Miguel Ángel Moratinos (21 de enero), lo que demuestra que eso de los «problemas de agenda» es un eufemismo. Puigdemont puede ser un tipo encantador, pero la UE tiene un tratado que, en su artículo 49, establece que solo podrán solicitar el ingreso como miembros de la Unión quienes tengan la condición de Estado europeo, respeten los valores del artículo 2 (la democracia, entre otros) y obtengan, que no es el caso, el reconocimiento unánime de los 28 Estados miembros.
  • De la misma manera que los Rolling cancelaron su gira europea del 2006 porque Keith Richards se cayó de un cocotero, Puigdemont haría bien en caerse del guindo y aceptar que, en las actuales circunstancias, nadie que ostente un alto cargo comunitario va a recibir al presidente de la Generalitat de Cataluña, por la sencilla razón de que Cataluña forma parte de España, miembro de la UE cuya Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación, patria común e indivisible de todos los españoles.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído