Jaime González

«A Susana Díaz la corrupción propia le indigesta, pero la del PP excita las papilas gustativas»

"A Susana Díaz la corrupción propia le indigesta, pero la del PP excita las papilas gustativas"
Jaime González. PD

Jaime González, en ABC, resalta la habilidad que tiene la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para que no le roce siquiera cualquiera de los casos de corrupción que siguen emanando en su tierra:

Hay que reconocerle a Susana Díaz una portentosa habilidad para sortear los charcos. Y no es nada fácil, porque mientras el PP de Valencia -por poner un ejemplo- está hasta el cuello por blanquear 49.000 euros, el multimillonario fraude de los cursos de formación apenas salpica a la presidenta de la Junta de Andalucía, tal vez la dirigente política española más hábil a la hora de desviar el cauce de la corrupción. Con la que está cayendo, tiene mérito que el barro no le haya manchado ni las suelas de los zapatos, porque otras -por mil euros- están metidas en un lodazal del que solo saldrán con los pies por delante.

Explica que:

Hasta 16 ex altos cargos de la Junta de Andalucía están siendo investigados por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación, mientras el Gobierno socialista andaluz aún tiene 539 millones de euros pendientes de justificar, pero ante el caso Taula o el caso Púnica -porquería del PP- todas las corrupciones languidecen, incluso las de mayor cuantía.

Es curioso, pero la trama de los ERE falsos de Andalucía o el escándalo de los cursos de formación desaparecen ante los ojos como el mismísimo Guadiana. Van formando extrañísimas curvas, imposibles meandros que casi siempre desembocan en el mar del olvido, mientras que la mugre del PP va dejando rastro como las migajas de pan de Pulgarcito. Como si llevara un chivato luminoso cosido a sus espaldas para indicarnos el camino de la infamia. Al peso, Andalucía se lleva la palma de la corrupción, pero Susana Díaz la envuelve en brumas y no hay manera de tocarla. Se te escapa entre los dedos, mientras a los del PP -por pardillos- les pillan siempre con las manos en la masa.

Y sentencia.

Para ilustrar el fraude de los cursos de formación (los gobiernos de Chaves y Griñán dieron diez millones a una empresa que justificaba cenas a políticos como prácticas de hostelería), ABC recurrió ayer en su portada a la imagen de un bogavante con una bandera de la Junta. Ni por esas. La televisión pública andaluza se comió el bogavante antes de que pudiera llegar a la parrilla informativa. Se conoce que la corrupción propia indigesta, pero la del PP excita las papilas gustativas. El patio de Susana Díaz es particular, porque cuando llueve -salta a la vista- no se moja como los demás.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído