Rafael Reina

¿Puede prometer y promete?

¿Puede prometer y promete?
Rafael Reina. PD

Que los político usen frases echas, para desviar la atención hacia objetivos más afines a su partido es el pan de cada día. Que se repitan frases hasta la saciedad para hacer verdad las mentiras no es nada nuevo, el decir y desdecir y retorcer la verdad hasta hacerla irreconocible es una de tantas artimañas, pero el usar una frase histórica, acuñada por alguien de un partido contrario para robarle el sentido y los valores que tuvo, solo puede venir de la más baja villanía, definiendo la villanía no como comunes del pueblo abusados y desahuciados, pero como la ausencia de los más mínimos valores de integridad moral o ética.

La famosa frase acuñada por el insigne histórico personajes de nuestra reciente democracia, Don Alfonso Suarez González, que aporto a la dialéctica política unos valores que estaban avalado por una trayectoria inmaculada, una profesionalidad exclusiva de él, una honradez límpida, una talla inmortal y un carácter único del que el Sr. Sánchez está a una distancia equivalente a la diametralmente opuesta en el universo si es que este tuviera límites.

Su imprudencia solo esta excusada por el distintivo olor a cadáver político que resuma, por los estertores propios del que está sintiendo que la vida se le escapa irremisiblemente, por quien ya no le importa gastar los últimos cartuchos a sabiendas que aunque de nada velen, al menos le da un fatuo sentido de lucha.

El sr. Sánchez es inconsciente de que se ha metido en unas arenas movedizas siguiendo el señuelo de olor a poder del engaño de Podemos. Aún no sabe que no debe estar de pie, que contra más de mueva de pie, más se hundirá en el cieno que él se ha buscado, que para salir, tiene que postrarse bocabajo, arrastrase por el fango de su orgullo y suplicar que una mano caritativa, le eche un cabo.

Su obstinación y absurdo ego está arrastrando al PSOE a sus mínimos niveles históricos donde solo a la gracia de Andalucía, no desaparecerá nuevamente en la historia nacional.

Por favor no sea usted pedante y prepotente, líbrenos de majadería y sea usted original y no use chaqueta que a todas luces le viene grande, «Puedo prometer y prometo», ¿Que puede prometer… el mismo desastre que nos dejasteis? ¿Más eres? ¿Más cursos de formación para prender asar sardinas? O quizás ¿una nueva coalición con independentistas? ¿a quién quiere engañar?, quítese de en medio y deje a otro, todavía puede ser que haya alguien en el PSOE que no se preocupe tanto de su perfil y su imagen y se preocupe más de hacer buena política, alguien con algo de sentido común, menos genio y menos figura y más altura de gobierno.

Lástima de tiempo perdido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído