Santiago López Castillo

Causa General con música

Causa General con música
Santiago López Castillo. PD

Días atrás publiqué aquí una columna titulada «Mirando hacia atrás con ira». Y la ira, según el Ripalda, es apetito de venganza desordenado. En cualquier caso, pecado capital. En eso está esta chusma que ha venido a salvarnos la vida y que, a lo que parece, no cree en el más allá pero sí en el más acá: nepotismo, buenos dineros, destrucción de lo establecido, ordeno y mando. Revolución.

Ahora, y casi siempre, sobre todo en estos cuatro años y pico últimos, los odiados en grado sumo son los políticos del Partido Popular. Podemos y la Cup (no de Europa), y las mareas negras y blancas y ahora Madrid y mi puto pueblo se han convertido en «Tribunal popular» en la más pura esencia del rancio comunismo. Ríase usted del Pacto del Tinell ¡Todos contra el PP! Ahora se trata de buscar sus vergüenzas -y si no las hubiere, da igual- rebuscando hasta en los calzoncillos por si tenían «palominos» o se lavaban con Norit. Son un equivalente a las «ruedas de reconocimiento» a que son tan dados los terroristas.

Decía mi amigo Cela que no se debería echar leña al fuego ensalzando, como se ensalzó, a los brigadistas de la Guerra Civil. Pero la izquierda, impasible el ademán, no decae. Tiene que ganar la guerra perdida. Todo lo que no es rojelío es fascismo. Se prohíben las cruces, los actos religiosos, se arría la bandera, se la escupe, se la quema, fuera el Rey, la tercera será republicana, arderéis como en el 36… y todas esas lindezas. Lo triste es que una España inculta, ignota, rencorosa y revanchista, aplaude las baladronadas de estos especimenes que vitorean hasta a los asesinos. Dicho de otra manera, la pregunta es: ¿quieren volver a las alpargatas, la roña, el racionamiento, la miseria…?

La causa general, a la que recurren los populares en su persecución y muerte, para la exactitud del término hay que recordar que fue aplicada durante el franquismo por el entonces ministro de Justicia Eduardo Aunós. Estaba copiada del más rancio comunismo con tiro de gracia incluido.

En este sentido, da qué pensar la actitud de determinados jueces que se apuntan al bombardeo del linchamiento contando con el inestimable juego de unos medios que airean a los cuatro vientos los supuestos delitos de los populares, pero silencian los escándalos de los demás partidos, empezando por el Partido Socialista, líder en corrupción, seguido de Convergencia (los Pujol continúan instalados en el momio) y tercero en el ranking es el Partido Popular. Que Dios me perdone, pero para mí tengo que las derrotas políticas y militares no se restañan con zarzueleras actitudes a que tan dada es la izquierda.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído