Manuel del Rosal García

¡Votad, votad malditos!

¡Votad, votad malditos!
Manuel del Rosal García. PD

En el año 1969 se estrenó la película ¡Danzad, danzad malditos! Dirigida por Sydney Pollack e interpretada por Jane Fonda y Michael Zarrazin, se desarrolla en el año 1932 en los Estados Unidos de la gran depresión.

Una serie de personas de todas las edades, desesperadas acuden a bailar a un local donde se celebran maratones de baile. Es el medio por el que algunos afortunados conseguirán ese día comida y un techo para cobijarse.

Observados por un público impávido que disfruta contemplando como se van cansando, agotando y, en algunos casos, cayendo derrumbados por horas y horas de baile interminable. Esas personas saben que mientras más aguanten más posibilidades tienen de garantizarse gratuitamente los elementos básicos, no para vivir, sino para sobrevivir ese día.

Se acercan las nuevas elecciones del 26D, los políticos nos tienen preparado ya el salón de baile para que nosotros los ciudadanos comencemos a danzar, perdón, a votar.

No contentos con habernos tenido cuatro meses en la danza de la incertidumbre, nos preparan otra pista de baile para que sigamos bailando en la duda de quién será la mejor pareja de un baile que nos puede llevar al borde del abismo o a la mejora de la situación por la que pasamos. Todos nos invitan al baile de sus promesas, promesas con las que nos garantizan la supervivencia, no la vida, porque vivir no es sobrevivir con lo justo para cubrir nuestras necesidades básicas.

Son varias las cosas a las que temen los políticos ante unas elecciones, una de ellas es la abstención, porque si esta es elevada los deslegitima. Es por eso que ya desde hoy mismo nos animan a bailar en la pista de baile en la que van a convertir España, bailar al son de las charangas que ellos esparcirán por toda la geografía nacional. ¡¡Votad, votad malditos!! Es con el voto con el conseguiréis mejorar vuestras penurias. ¡¡Votad masivamente!!

No paréis de votar. Vuestra obligación es votar; si votáis, nosotros los políticos os proporcionaremos gratuitamente los elementos básicos para vuestra supervivencia.

¡¡Votad, votad malditos!! Cumplir con vuestro deber de ciudadanos, nos pedirán a sabiendas de que ellos no cumplirán con su deber de gobernantes porque España y los españoles aparecen en el último lugar de sus prioridades. Y la pista del baile de los votos en la que convertirán a España, repleta de personas de todas las edades y condiciones temblará por el continuo girar, moverse, desplazarse de los bailarines y bailarinas (votantes) alrededor de las urnas, mientras los políticos, impávidos, fríos, calculadores disfrutarán del espectáculo y se dirán a sí mismos: «cómo debe de estar la vaina para que estos bailen al ritmo que nosotros les marcamos» «Que hemos estado cuatro meses burlándonos de ellos como si fueran pendejos y todavía albergan esperanzas».

Acodados en la barra de la sala de baile en la que han convertido a España, saboreando sus bebidas, se sentirán satisfechos de ver cómo los ciudadanos, en la esperanza de poder aguantar el maratón de baile electoral y alcanzar la quimera de que le arreglen todos sus problemas gratuitamente, bailan – perdón, votan – hasta el agotamiento. Solo les preocupa – a los políticos, claro – el que los votos de los bailarines – perdón, ciudadanos – caiga en la buchaca de su partido. ¡¡Votad, votad malditos!!

España ha sido durante cuatro meses una gran pista de baile donde los españoles hemos bailado al ritmo que nos han marcado los políticos, ahora y hasta el 26J pedirán que dancemos sin descanso para que ellos, cualquiera que sea el resultado de las elecciones, puedan acodarse en la barra del bar de la pista de baile en la que han convertido a España, para beber y fumarse un puro, mientras nosotros seguiremos danzando hasta el agotamiento para poder llegar a final de mes unos, para poder sobrevivir otros; porque si alguien cree que estos políticos van a cambiar nada, es que no los conoce, o conociéndolos, ha perdido el sentido común y está a caerse de un guindo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído