Federico Jiménez Losantos

«ZP destrozó lo bueno del liderazgo del PP y agravó lo malo»

"ZP destrozó lo bueno del liderazgo del PP y agravó lo malo"
Federico Jiménez Losantos. PD

Federico Jiménez Losantos critica a Mariano Rajoy por haber desprovisto al Partido Popular del liderazgo necesario, por empeñarse día tras día en negar el legado de José María Aznar:

El PP tiene un clarísimo déficit de liderazgo, que paradójicamente coincide con un líder abrumador: Rajoy. Pero es que líder y liderazgo, aunque a veces coincidan, no son conceptos idénticos, ni siquiera complementarios. El Partido Conservador británico tuvo en Thatcher una líder que llevó a su partido al liderazgo político del país. Tan claro era éste que, cuando su propio partido la echó, su mediocre sucesor, John Major, siguió ganando elecciones y los laboristas sólo ganaron cuando un líder muy notable, Tony Blair, entendió que el Gobierno debía actualizar, no cambiar el rumbo o liderazgo político de los grandes asuntos nacionales. Y reconocer que el thatcherismo había sacado a Gran Bretaña del callejón sin salida en que, hipotecado por los sindicatos, la había sumido el laborismo.

Recalca que:

Un cambio de liderazgo, no de líder, supone una nueva política y eso suele conseguirlo un político brillante… o no tanto. En España hemos tenido durante cuatro décadas de andadura democrática tres liderazgos claros: el de Suárez, hasta 1978 compartido y hasta 1981 combatido por Juan Carlos I; el de González, de 1982 a 1996, ocupando el espacio dejado por el hundimiento del liderazgo centrista, que no llenó un líder arquetípico, Fraga, porque AP carecía de un proyecto o liderazgo más allá del personal; y Aznar, de 1996 a 2004, que sin ninguna de las cualidades típicas del líder, tenía un proyecto alternativo al liderazgo socialista, y como Thatcher, acabó con un modelo político corrompido y agotado: el socialdemócrata-mexicano del felipismo.

Pero Aznar no abordó en serio la cuestión nacional ni combatió la corrupción que acarrean la partitocracia y las autonomías. Para eso hay que despolitizar la Justicia y él pactó con el PSOE mantener esa lacra. Por el 11-M, incluso el liderazgo del PP, subordinado a su salida a hombros del poder, acabó fatal. Pero dejó una herencia muy valiosa en gestión económica y política internacional.

Concluye que:

ZP destrozó lo bueno del liderazgo del PP y agravó lo malo. Y Rajoy ha continuado esa tarea de demolición de un liderazgo político que sacó a España de la crisis y la metió en el euro. Hasta ZP reconoció el éxito del PP bajando impuestos y combatiendo el déficit: 7% en 1996; 1% en 2000. Rajoy niega ese mérito porque es un líder sin liderazgo, el sucesor de ZP y no de Aznar. Ése es el déficit del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído