Rafael Moyano

«Venezuela no puede pasar a ser de la noche a la mañana un problema para la seguridad nacional»

"Venezuela no puede pasar a ser de la noche a la mañana un problema para la seguridad nacional"
Rafael Moyano. PD

Rafael Moyano lamenta que los políticos españoles hayan caído en la trampa de hacerlo el caldo gordo a Nicolás Maduro y, por extensión, a Podemos a cuenta de hablar y no parar sobre Venezuela:

«España necesita un Maduro, carajo, porque Maduro es muy majo». El lema, con exabrupto incluido para conseguir una fina rima consonante, ya lo tiene. En su boca, con su tono amenazante y agresivo, suena más auténtico. Al presidente venezolano, que no da para más, se lo ponen en bandeja, cuando a él no le hacen falta provocaciones. Este triste remedo de Chávez quiere elevar a los altares a su mentor, pero va a acabar haciéndole santo por otra vía: por la de la comparación con su propia incompetencia. Todo es un chiste, Maduro es un chiste en sí mismo, e incluso llegaría a ser gracioso si no fuera por la ruina a la que está llevando a Venezuela.

Apunta que:

En las delirantes declaraciones que hizo ayer, ya no sorprenden, Maduro lanzó ese mensaje porque cree que sería el candidato con más posibilidades si se presentara a las elecciones en España. Volvió a insultar a Rajoy -«cobarde y ridículo»-, un clásico, y ofreció Caracas para celebrar un debate presidencial. «Nicolás Maduro está loco como una cabra», dijo hace unos días otro loco cuerdo y genial, el ex presidente uruguayo José Mújica, hasta hace poco su amigo. Y, precisamente, las únicas palabras cuerdas de la comparecencia del líder chavista se refirieron también a la sinrazón: «En España se han vuelto locos».

Tantos meses de precampaña electoral, campaña, elecciones, pos elecciones, precampaña y, en 15 días, otra vez campaña, nos están volviendo locos. ¿A qué viene meter a Venezuela en el eje central del debate político español? Con tantos días de bla, bla, bla, ¿se nos han acabado los temas o las ideas? Dicen los politólogos que en la clave de este fenómeno está la vinculación de Podemos con el país Latinoamericano. Que los demás partidos tratan de desgastar al chavismo que, cada vez parece más obvio, tanto tuvo que ver en su nacimiento y proyección.

Trasladar el mensaje de que la Venezuela chavista está en el origen de Podemos y es en lo que se convertirá España si llegan al poder. A partir de ahí, Venezuela no puede pasar a ser de la noche a la mañana un problema para la seguridad nacional. Ese mismo debate sobre si es necesario reforzar la delegación diplomática en el país latinoamericano se podría haber tenido en un ámbito gubernamental menos grave que el Consejo de Seguridad Nacional. Eso es darle alas a Maduro, que con cualquier cosita se viene arriba. Al fin y al cabo, como reconoce la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, los casi 200.000 españoles que allí residen padecen los mismos problemas de desabastecimiento y violencia que los venezolanos. Así como tampoco es necesario que Rivera pida a Podemos que reconozca que Venezuela es un fracaso, o lo que es lo mismo, admitan que ellos lo serán. Ni que Iglesias se defienda dejando caer que Leopoldo López podría ser un terrorista mientras Monedero lo compara con Tejero.

Concluye que:

En el mundo de hoy los humanos se destruyen unos a otros con el objetivo de obtener poder. Lo decía Erasmo de Rotterdam en su Elogio de la locura, y añadía que al mundo de hoy no le vendría nada mal una pequeña esencia de locura. La locura es el elemento esencial que necesitamos para vivir felizmente. Pero sin pasarse.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído