Gaspar Albertos

Ahora toca Murcia, señor filtrador

Ahora toca Murcia, señor filtrador
Gaspar Albertos. PD

El que haya fundadas sospechas acerca de que determinadas filtraciones sobre asuntos judiciales se produzcan habitualmente cuando nos encontramos en algún tipo de proceso electoral, no lo digo yo, lo dice el Ministro en funciones de Interior; bueno, sí lo digo yo también, sólo que el señor ministro fue el primero en dejarlo caer.

Y es que si el titular de la cartera de interior de quien depende toda la estructura de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, el que más debe saber de todo esto, pone en cuestión la intención de algunas filtraciones de procesos judiciales bajo secreto de sumario, no se le puede suponer su opinión como partidista para encubrir determinadas actuaciones de su partido, sino todo lo contrario, se le debe de aceptar como la opinión más autorizada.

Con esto no quiere decir que cuestione la labor del cuerpo de la Policía Nacional o de la Guardia Civil, pero opina, y yo creo que con más fundamento que nadie, que hay filtraciones interesadas, y por tanto, filtradores.
Obviamente, todas estas filtraciones son de procesos judiciales de carácter político inherentes a la corrupción, y más concretamente a la corrupción del Partido Popular, porque si las hay en otro tipo de procesos, no trascienden.

Que la dichosa corrupción (obviamente, entiéndase en su significado pernicioso) ha hecho estragos en los resultados electorales del Partido Popular no cabe la menor duda, pero aún así ha sido el partido más votado, con diferencia, en las últimas elecciones y todas las encuestas auguran que lo volverá a ser.

¿Qué ocurre entonces? Pues que los adversarios políticos del PP parece que no tienen, o no quieren esgrimir, otro argumento que el de la corrupción para seguir restándole votos. Ya se enterará Rajoy, ya, en el debate a cuatro en el que parece ser que va a participar.

Sobre los resultados del 2011, sólo en las comunidades autónomas de Madrid y Valencia (con procesos de corrupción en marcha) el PP perdió 15 diputados y el resto hasta los 63 perdidos a uno por provincia más o menos. Pero como decía antes, el gigante no se derrumba. Hay que insistir en golpear su talón de Aquiles.

¿Dónde todavía hay molla? En Murcia. La afrenta de los resultados del 2011 para 10 diputados aún no está olvidada: PP: 8 diputados; PSOE: 2 diputados. Y aún en las elecciones del pasado 20D, el PP tuvo la osadía de sacar 5 diputados, tantos como el resto de formaciones políticas. Pues ahí hay que dar. Seños filtrador, prepare algo que en estas semanas que quedan hasta el 26 de junio agite la transparencia del PP en Murcia. Pues ahí lo tienen.

Repasen ustedes y verán como en ninguna otra circunscripción de España, por importante que aquella sea, queda algo más que rascarle al PP. En Murcia sí, por tanto, leña al mono por ese «cachito de cielo que Dios una tarde se dejó caer».

Aunque filtración aparte de que la UCO de la Guardia Civil solicite que el Presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia sea investigado, una noticia diga literalmente que «el juez, que ha dado traslado a las partes, no tomará una decisión hasta después de las elecciones», la incertidumbre ya está creada. Objetivo conseguido. El derecho de la presunción de inocencia es una antigualla a extinguir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído