Charo Zarzalejos

El CIS mete al tandem Podemos-PSOE en La Moncloa

El 30% de los ciudadanos, aún no han decidido su voto, la campaña puede generar modificaciones, los restos, en ciudades pequeñas y medianas, dependen de muy pocos voto.. Pueden y deben ponerse muchas cautelas porque la única encuesta válida es la de las urnas, pero ha llegado el CIS y la suma de Unidos-Podemos y PSOE suponen 172 escaños.

Solo a seis escaños de la mayoría absoluta. Si estas previsiones se cumplieran, la izquierda estaría en condiciones de llegar a La Moncloa.

De acuerdo con el CIS, los números darían para desalojar a Mariano Rajoy de La Moncloa. Otra cosa será la estrategia de pactos de cada cual, pero la suma del CIS es incontestable.

Tan incontestable como que el CIS viene a confirmar las tendencias ya señaladas por las encuestas ya conocidas. El PP sería la fuerza más votada y el PSOE se vería superado por Unidos-Podemos.

Y es precisamente el llamado «sorpasso» lo que encuesta tras encuesta se viene confirmando. Un nuevo mazazo para un Partido Socialista que no acaba de entender como los ciudadanos no han valorado «en justicia» los esfuerzos de Sánchez por conseguir el cambio, que no sabe bien que campaña debe hacer para atraer a los que les van abandonando, que no acaban de encontrar el discurso para hacer más eficaz la dicotomía entre Rajoy y el candidato socialista. El último vídeo titulado un «Verano sin Rajoy» ha pasado sin pena ni gloria.

El CIS lleva a la izquierda a La Moncloa, otra cosa es que el PSOE, después de valorar pros y contras, decida ir.

Pero si va lo haría _de acuerdo con todas las encuestas conocidas_- en inferioridad de condiciones respecto a Unidos-Podemos y ese no es un riesgo menor que un acuerdo_ en cualquiera de sus versiones_ con el PP. El PSOE se encuentra en una auténtica encrucijada. El grueso del partido no quiere ni oír hablar de un acuerdo con Pablo Iglesias y el no a Rajoy no es necesario repetirlo, todo apunta a que los 90 escaños del 20D no era, ni mucho menos, el suelo del socialismo español.

Los socialistas confían en movilizar a buena parte de ese 30% que aun no ha decidido su voto, creen que tienen voto oculto , pero también saben que ahora tocan poder o lo que se les avecina es un largo desierto en el que Pedro Sánchez esta dispuesto a seguir ejerciendo de Moisés. Otra cosa es que le dejen, pero esa y no otra es su voluntad.

Ya instalados en la campaña oficial, los socialistas van a centrar sus esfuerzos en la gente que lo pasa mal, en los que no encuentran trabajo, en los abandonados por Rajoy.

El problema para ellos es ver si los más desfavorecidos confían en sus palabras y en sus recetas. O logran trasladar a la opinión pública que Sánchez es el nuevo Moisés,capaz de abrir las aguas o el sorpasso será una realidad que hará temblar a Ferraz y a muchos españoles no socialistas.

¿Quien dijo que estas elecciones no iban a modificar nada?. Espere y vean y, por supuesto, voten.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído