Carlos Taboada

Albert, ¡Quién te ha visto y quién te ve! esperando a Merimée

Albert, ¡Quién te ha visto y quién te ve! esperando a Merimée
Carlos Taboada. PD

Albert Rivera es un político de primera. Desde hace diez años mantiene posiciones difíciles en Cataluña por ser, también, español. Resistencia, humildad, convicciones para subsistir en un entorno hostil.

Hasta que llegó el hada madrina en forma de Rosa Diez (UPyD) que le catapultó como líder de un partido de gobierno.

Ciudadanos emite buena imagen a través de sus líderes jóvenes. Algunos, bastantes, disidentes o inadaptados del PP, PSOE y otros. Dicen no engañar en los principios aunque en su aplicación práctica se adapten a la coyuntura. Así ha sido en los gobiernos autonómicos de Andalucía (PSOE) o Madrid (PP).

Madre granaina

Parece un TV movie. Wikipedia dice que Albert Rivera Díaz es el único hijo del matrimonio compuesto por el barcelonés Agustín Rivera, miembro de una familia obrera de La Barceloneta, y por la malagueña María Jesús Díaz, que había emigrado con 13 años desde el pequeño pueblo de Cútar (Granada) tras los pasos de su hermano mayor, el cual había abierto una tienda de electrodomésticos.

Estudia, trabaja gana un concurso de TVE sobre jóvenes y su capacidad de oratoria, en 2006 entra en el Parlament de Cataluña con excedencia en La Caixa y afiliado a la UGT.
Llegamos a hoy. Nadie ha logrado una carrera tan fulgurante con Rivera, ni siquiera Pablo M. Iglesias que con mayores opciones su base social es mas quebradiza. Albert apela a la clase media, Pablo M. agita el descontento populista.

Circunstancias objetivas

La cercanía al Poder y el crecimiento exponencial, quizá, propende a la imaginación irreal sin perspectiva de las circunstancias objetivas.

  • 1. El 80% de los votos Ciudadanos provienen del PP.
  • 2. Los votantes del PP que prestaron los votos a Cs desconocían que iban a respaldar al líder del PSOE, Pedro Sánchez.
  • 3. Rivera pone la cabeza de Mariano Rajoy en la picota para demostrar que mandará en los futuros pactos.
  • 4. No se sabe por dónde camina. ¿Es filo-socialista y consentidor del desmadre a la española?
  • 5. Parece que la argucia para mantener su indefinición es querer cobrarse la cabeza de Mariano Rajoy, el candidato que logre el 30% y casi ocho millones de votos en 26J.

 

Albert, si esperas que te resuelva el crucigrama Marimée, espera sentado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído