Raúl del Pozo

«Los últimos meses de la gestión de Rajoy son difíciles y el odio que inspira, sarraceno»

"Los últimos meses de la gestión de Rajoy son difíciles y el odio que inspira, sarraceno"
Raúl del Pozo. PD

Raúl del Pozo habla sobre el futuro que puede aguardarle a Mariano Rajoy si la suma de las izquierdas supera los 160 escaños. Le aconseja que vuelve a su Galicia natal:

Los gallegos que venían a Castilla solían ser aguadores, afiladores, segadores o políticos, además de mozos de cuerda. Los primeros gallegos que conocí en Madrid trabajaban de poetas malditos porque ya se habían jubilado los aguadores que pintó Goya. Decían que el aldeón manchego estaba sobre agua edificado, pero como se tiene aquí una sed de beduinos, quizás por la resaca, los aguadores galaicos de calzón corto, chaqueta de color tabaco y sombreo puntiagudo ofrecían la pañí (agua en calorro) a los paseantes en la Corte. También eran gallegos los afiladores y los segadores que cortaban las mieses en Castilla a los que canta Rosalía: «Castellanos de Castilla, / tratade ben ós gallegos / cuando van, van como rosas / cuando vén, vén como negros». Castelao inventó el nacionalismo gallego con la vaca como símbolo de la paz y os tetos ordeñados por Madrid que roba.

Recuerda que:

Algunos gallegos, además de dedicarse a los oficios citados, se instalaban en la Administración, aunque muchos de ellos sin meterse en política, como aconsejaba Franco. Según Unamuno salían de entre las ranas, se les secaban los huesos y se colocaban en el Gobierno aunque fuera en el de los jíbaros. Pablo Iglesias, José Calvo Sotelo, Casares Quiroga, Enrique Líster, Fraga, Carolina… protagonizaron gran parte de la historia del pasado siglo. Todos murieron en al cama a excepción de Calvo Sotelo, Canalejas y Dato.

El último gallego que llegó a presidente del Gobierno fue -aún es-Mariano Rajoy al que José María Aznar apoyó porque creyó que sería un buen gobernante, dada su experiencia y su estilo gallego de hacer política. El «enorme bebé sonriente y barbado» (Manuel Vázquez Montalbán) con pasión por los puros y las cuestas, el gobernante imperturbable, se ha dejado parte del humor galaico en una difícil legislatura. Ayer mismo los tres candidatos del 26-J pidieron la dimisión de Fernández Díaz porque dicen que tiene el Ministerio convertido en una cloaca. El Parlament destituirá al director de la Oficina Antifraude por el mamoneo mantenido con don Jorge para fabricar escándalos que ensucien a los dirigentes independentistas de Cataluña en presencia de la perrita Lola, a la que seguro que también grabaron en el palacio de la Madera. Puigdemont ha calificado el caso como «GAL mediático».

Y remacha:

Los últimos meses de la gestión de Rajoy son difíciles y el odio que inspira, sarraceno. Alcaldes del PSOE de Alicante han salido retratados descojonándose al lado de una guillotina con la cabeza del presidente del Gobierno. Era de atrezo, una función de teatro «solidaria», pero lo que se refleja es la nostalgia de los paseos. Además, las elecciones del domingo pueden dar un resultado que haga posible la «tentación Negrín» (Enric Juliana) si la izquierda saca más de 160 diputados. Por todo eso los políticos que aspiran a sucederle sugieren que Mariano coja el paragüas y se vaya a Galicia a tocarse la gaita.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído