Victor Entrialgo de Castro

Al borde de un ataque de nervios

Al borde de un ataque de nervios
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

A la vista de las encuestas España está mal. Lo que hace falta saber es si está desesperada. Tanto como para votar en favor de quienes quieren partirla, de quienes tienen amigos poco recomendables o quienes tienen compromisos con potencias extranjeras. España está más almodovariana que nunca.

Ahora hace un siglo la gente se entregó al populismo, a un duce, a un fuhrer, a un salvador despotricando contra toda la clase política y ya se sabe cómo acabó. Pero los españoles no somos de aprender mucho de la historia, nos cansamos enseguida de todo y siempre queremos cambiar, ir de un extremo a otro, despreciando el abrigo de la costumbre, de lo cotidiano, de lo que funciona, y preferimos experimentar con gaseosa, quemar cosas en san juan, tirar petardos o ver es capaz de la mayor extravagancia o hace la última cabriola.

Pero la política no es la ciencia en que se pueda estar todo el día con el método de ensayo y error. La política es otra cosa. La política es una técnica, una técnica de organización social.

Sin embargo y paradójicamente, llegando las elecciones los partidos lanzan bravatas y desafíos pero pocas concretas propuestas para reformar esa técnica en beneficio de los ciudadanos, propuestas que, reunidas, beneficiarían su calidad de vida.

No se recogen ni suman y por tanto no mejoran esa técnica. Y eso sucede porque lo que lo que quieren esos grupos es ganar las elecciones, conseguir el poder, no introducir las mejoras en esa técnica como haría el propietario de una comunidad, el socio de cualquier club o el miembro de cualquier asociación, -aunque en lo privado tampoco estamos para echar cohetes,- sino que teniendo quince propuestas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos prefieren guardárselas y aprobar sólo cinco con tal de estar ellos el poder.

Pero esto es lo que hay. Una vez más los españoles, en esta semana de brexit y selección que despues de meses de incertidumbre nos ha terminado de poner al borde un ataque de nervios, en una España irreconocible que parece una pelicula de Almodóvar, sin poder modificar esa técnica de organización social empezando por la ley electoral que permitiera elegir directamente a 2 o 3 diputados por cada circunscripción y a partir de ahi lo demás, nos disponemos a volver al colegio a votar, una vez más, el mal menor.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído