Joaquim Vandellós Ripoll

Los mitos de ls política española

Los mitos de ls política española
Joaquim Vandellós Ripoll. PD

En su obra maestro «El conocimiento inútil», Jean François Revel se expresaba en estos términos a la hora de apelar al espíritu critico: «la primera de las grandes fuerzas que mueve el mundo es la mentira».

Ya sea por acción o por omisión, por desconocimiento o interés partidista hay una serie de mitos y falacias que han calado profundamente en la sociedad española, siendo urgente desprendernos de ellos para poder libremente y con conocimiento de causa decidir por nosotros mismos.

MITO 1: «ESPAÑA ES UNO DE LOS PAÍSES MÁS DESIGUALES DE EUROPA»

Este es el recurso de todo buen twittero que se precie podemita para intentar desacreditar las cifras macroecónicas de la última legislatura: creación 1,5 millones de empleos, líderes en crecimiento de la zona euro, mayor aumento de creación de empresas en la UE en los últimos 5 años, etc.

No obstante, atendiendo al informe de Credite Suisse 2015 que muestra la distribución de la riqueza de los países europeos según el Índice de Gini (0= igualdad, 1= maxima desigualdad), España sería el tercer país más igualitario de la UE (0,67) por delante de los países de la idílica socialdemocracia europea como Suecia (0,8) o Dinamarca (0,89).

Pero realmente el problema no es la desigualdad, sino la pobreza. Si en el caso A tenemos una persona con 2.000.000€ y otra con 20.000€, y en el caso B tenemos una persona con 30.000€ y otra con 500€, el primero será más desigual que el segundo; a pesar de esto, lo preferiremos porque será el modelo donde todos sus integrantes dispondrán de la riqueza suficiente. Por lo tanto, hay que atacar la pobreza y no implantar sistemas planificados que en nombre de una idílica igualdad pretender limitar la meritocracia y el esfuerzo.

MITO 2: «HAY QUE REFORMAR LA FINANCIACIÓN DE CATALUÑA»

Como un mantra, los líderes nacionalistas han repetido día sí y día también que España robaba a Cataluña cada año 16.000 millones de euros. Lamentablemente ,partidos con pretendida vocación nacional como PSOE y Podemos con tal de no entrar en el trapo y agasajar a los separatistas, han prometido reformar la financiación de Cataluña.
Con los datos en la mano del Departamento de Economía de la Generalitat, Cataluña paga cada año 78.400 M€, recibiendo del gobierno central 76.000M€.

Por lo tanto, nos encontramos con un déficit en las balanzas fiscales de 2.400M€, nada que ver con el expuesto por Junqueras & company. No existe impuesto que sea mayor en Cataluña que en el resto de España ni discriminación fiscal alguna. Simplemente que al concentrarse un mayor número de rentas altas en esta CCAA, es lógico que paguen más de lo que reciben en servicios sociales.

Es precisamente este el modelo que teóricamente defiende la izquierda…¿No resulta curioso que en abstracto lo defiendan con uñas y dientes y a la hora de ser insolidarios con el resto de españoles se desentiendan de él?

MITO 3: «HAY QUE GRABAR LAS RENTAS MÁS ALTAS»

Todo los populismos tienen 2 cosas en común. En primer lugar, señalan un enemigo externo: el FMI, el BCE, el PP, los ricos, etc. En segunda lugar, proponen soluciones muy simples a problemas muy complejos; nos prometen salir de crisis dramáticas sin ningún tipo de esfuerzo.

Desde sus inicios, Podemos ha prometido suculentas subidas del gasto publico que se financiarían teóricamente a base de expoliar a las rentas más altas. De forma inquisitorial culpa a las grandes fortunas de la crisis y nos promete un paraíso terrenal, un llano camino sin piedras ni obstáculo alguno. Se proponía el mesiánico Iglesias aumentar el gasto publico en 120.000M€ que se financiarían gravando solamente al 2% de los españoles más ricos.

Estos sólo representan 33.000M€, por los cuales el Estado recauda 11.000M€. Inverosímil representa la pretension de obtener una recaudación 4 veces mayor del propio objeto al que se pretende gravar.Por lo tanto, las políticas populistas las pagaremos todos los españoles, especialmente las clases medias.

Presumían ufanos los trolls y otras criaturas podemitas que circulan por las redes sociales que el programa de Podemos lo habían avalado 167 economistas. El de Syriza fueron 300….y en verdad, los resultados son sobradamente conocidos .

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído