Víctor Entrialgo de Castro

La cara de cemento

La cara de cemento
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Los mayores responsables del paro en España son aquellos que para vivir del invento o ganar una nónima bajo la sombrilla del sindicato llenan la contratación de obstáculos y condiciones.

Acabantes de salir del horno las cifras optimistas del descenso del paro del mes de junio y del crecimiento de España respecto a los otros países europeos, aún con millones de parados mano sobre mano, en el mundo de la contratación via internet, los hay que siguen defendiendo que el contrato laboral es como el matrimonio, para toda la vida.

Con esa mentalidad y una terminologia enrevesada no pueden generalizarse las contrataciones de los jóvenes ni tener éxito Prepara y los programas para la activación por el empleo de quienes llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral y tienen cargas familiares.

El amor es o puede ser ciego, pero el negocio no. Y la contratación forma parte del negocio.

Y si no hay contrataciones tampoco hay matrimonios y si no hay matrimonios, tampoco hay nacimientos, y si no hay nacimientos y es un drama que no los haya, no habrá pensiones y no hay un solo partido que haya abierto la boca sobre el problema, y si no hay pensiones, no hay ni carne ni pescado fresco, ni pescadillas que se muerdan la cola, salvo la del paro.

Pero en lugar de favorecer las condiciones de contratación y luego garantizar el cumplimiento de la ley laboral e inspeccionar los abusos, a cambio de votos o de una nómina, algunos covachuelistas del poder, continúan poniendo silicona a la contratación ágil de miles de hombres y mujeres como sucede en los países europeos más avanzados.

Esa silicona, esos obstáculos injustificados que algunos ponen a la actividad económica y laboral de los españoles, son el cemento con el que sellan su cara y su puesto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído