Lucía Méndez

«Rajoy se empeña en sacar a bailar a la chica socialista que nunca bailará con él»

"Rajoy se empeña en sacar a bailar a la chica socialista que nunca bailará con él"
Lucía Méndez. PD

Lucía Méndez le recuerda a Mariano Rajoy que tras el éxito del 26-J, la calculadora le dice que con 137 escaños sólo puede estarse otros 200 días como presidente en funciones:

Cuatro años acostumbrado a que 186 diputados pulsen el sí de forma automática, 200 días como presidente en funciones y un éxito electoral atribuido a su maestría estratégica y táctica acaban por cegar a cualquiera. Mariano Rajoy ha alcanzado sus objetivos políticos cómodamente instalado en la quietud, la templanza y el aguante. Puede que piense que así sucederá eternamente y por eso está aplicando su plantilla vital y política al escenario poselectoral del 26-J. Necesita ser elegido presidente, pero aún no sabe cómo. Quiere someterse a la investidura en menos de 20 días y después irse de vacaciones en agosto una vez que haya jurado su Gobierno delante del Rey. Todo a cuerpo gentil. Sin despeinarse. A base de aplicar la fórmula mágica de la paciencia.

Conforme pasan los días y se desvanecen los fogosos vapores de la noche electoral, aparece la calculadora parlamentaria. La misma que se le olvidó consultar a Pedro Sánchez cuando los vapores le afectaron a él allá por marzo. 137 escaños no dan más que para seguir siendo presidente en funciones otros 200 días si fuera menester.

Rememora que:

Después de las elecciones del 20-D, Rajoy esperó al Comité Federal por si los barones y la baronesa tumbaban a Pedro Sánchez. No sucedió. Fiel a sus costumbres, ahora ha vuelto a hacer lo mismo. Y el resultado será idéntico. Rajoy se empeña en sacar a bailar a la chica socialista que nunca bailará con él. Se estrellará una y otra vez contra el muro porque su análisis parte de un error de apreciación.

Y afea a Rajoy que:

El líder del PP cree que el PSOE es como el PP. Piensa que es un partido con un líder indiscutible al que todos obedecen y una cohesión interna lindante con el 100% de los votos. No sabe -porque no quiere saberlo- que el PSOE es una formación tumbada en el diván del psicoanalista y enfrascada en una batalla orgánica en la que quien baile con el PP quedará automáticamente descalificado. Los socialistas no están preocupados por el Presupuesto, ni por la multa de la UE, ni por el techo de gasto. No obedecen a Felipe González, ni a Juan Luis Cebrián, ni a Borrell, ni a Fernández Vara, ni a Susana Díaz. Cada dirigente socialista se obedece a sí mismo y con dificultades.

Además, si Rajoy quería algo del Comité Federal por lo menos habría podido mandar unas flores con una tarjeta. Aunque se resista a creerlo, el PSOE no le debe nada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído