Víctor Entrialgo de Castro

En guerra contra el miedo

En guerra contra el miedo
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Europa tiene dos enemigos que en realidad son el mismo, los terroristas y el miedo, su objetivo. Los hechos son a veces inevitables, pero nuestra arma de defensa principal es la calma. La calma es el arma.

El miedo desde Niza, hasta Munich o ayer en Saint Étienne du Rouvray en Normandia, junto al Ruán de Flaubert, con la muerte de un sacerdote mayor y querido, es una espita que encendida se propaga por la mecha de los medios a una velocidad de vértigo, casi retransmitido en directo, servidumbres de la civilización.

Y en los momentos difíciles, de la gran política, surgen los hombres de Estado y aquellos que, por las razones que sean, dan seguridad a una población alarmada. Hollande ha declarado que quien profana una iglesia, profana la República. Y en la Francia castigada Sarkozy asoma.

Los terroristas, en su mayoría extremadamente jóvenes, uno de ellos de 19 años Adel Kermiche, conocido por las fuerzas antiterroristas por intentar por dos veces trasladarse a la frontera irakosiria, están golpeando la cuna de La Unión europea tratando de romper la convivencia en esas sociedades de acogida entre religiones y culturas.

Los franceses en particular tiene que estar sufriendo una neurosis colectiva lógica y normal por los golpes recibidos. Pero Francia, con independencia de sus intereses, ha sido el pais más valiente, el que declaró la guerra al Daesh, el que bombardeó a quienes atacaron a sus ciudadanos y a su República.

A la Unión Europea le corresponde pues mostrar y demostrar a Francia y Alemania la solidaridad mas allá de las palabras. E

sas dos grandes naciones, enemigos tradicionales, idearon brillantemente tras la segunda guerra mundial, poner en común las Altas autoridades del Carbón y del acero, el control recíproco de las armas susceptibles de ser empleadas en la guerra.

Es la CECA, Comunidad económica del carbon y del acero, origen del resto de comunidades económica CEE y Euratom, de la energía atómica, bases de la Unión europea.

Las víctimas inocentes del terror de todos los países, pondrán las bases de la ayuda mutua que debe conducir a una Unión más fuerte y con más recursos en el ámbito de la seguridad y de la defensa.

Estamos en guerra contra el miedo y la vamos a ganar, han dicho Hollande y Sarkozy.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído