Joaquim Vandellós Ripoll

Los mitos de la política española

Los mitos de la política española
Joaquim Vandellós Ripoll. PD

La herencia del buenismo zapateril sigue teniendo gran influencia en el debate político español, imponiéndose un corsé de lo políticamente correcto: una serie de temas que sólo se pueden abordar desde la óptica progresista y un conjunto de mitos que a pesar de su insostenibilidad y su falacia manifiesta han sido asumidos como dogmas por gran parte de la sociedad española.

Ante la preponderancia de los mass media y las redes sociales, se ha sustituido la reflexión profunda por el tweet y la foto de instagram. Continuando con la línea iniciada en Los mitos de la política española (I), proseguiremos a abordar 2 de los mitos más socorridos en esta última legislatura.

MITO 4: «LA LEY MORDAZA LIMITA EL DERECHO DE MANIFESTACIÓN»

La celebérrima Ley de Seguridad Ciudadana, bautizada popularmente como «Ley Mordaza», ha sido, sin lugar a dudas, una de las leyes más polémicas de los últimos años. Desde la oposición se planteaba un futuro gris y de opresión, donde la censura y las detenciones indiscriminadas estarían a la orden del día.

Incluso era habitual escuchar afirmaciones tan taxativas como que se iba a prohibir el derecho de manifestación sin el más mínimo pudor. No obstante, la realidad es radicalmente distinta y los españoles siguen ejerciendo sin ningún problema este derecho, incluso con más garantías que antes. Es necesario desmenuzar los siguientes aspectos:

¿Están garantizados los derechos de los ciudadanos durante el procedimiento sancionador? Una de las acusaciones más frecuentes entre los opositores a esa ley sería que el policía pasaría a ejercer funciones de juez. Nada más lejos de la realidad, la policía no impone las multas, simplemente se limita a denunciar los hechos, poniendo en marcha el procedimiento.

También se han puesto en duda las garantías del procedimiento sancionador al realizarse por vía administrativa. Tampoco es esto cierto, al respetarse los mismos principios que en el proceso penal y cabiendo siempre la posibilidad de interponer un recurso de alzada ante el superior jerárquico o recurrir ante los tribunales del orden contencioso-administrativo.

¿La actuación policial podrá ser arbitraria dejando en situación de indefensión a los manifestantes? Fundamentalmente, esta ley ha regulado con mayor detalle las potestades de intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; lo que suprime cualquier margen de arbitrariedad, prohibiendo las identificaciones indiscriminadas y estableciendo los presupuestos en que se considere necesario para prevenir la comisión de un delito.

También se regulan los registros corporales y cacheos, la limitación del tiempo en dependencias policiales y la obligación de motivación de sus permanencias en ellas.

¿Terminará esta ley con situaciones de impunidad? En principio este es uno de los objetivos más ambiciosos de esta ley. Por este motivo algunas conductas que hasta ahora se calificaban como faltas pasan a ser delitos leves, como por ejemplo los hurtos, y poder terminar así con esta área de impunidad. Por ejemplo, un 65% de los detenidos por desórdenes públicos resultan absueltos, según datos de 2010 a 2013.

MITO 5: «LA LOMCE Y EL «3+2″ PERJUDICARÁN A LOS ESTUDIANTES»

Desde la izquierda y los círculos populistas, se plantea el aumento del gasto público como la panacea que resolverá todos los problemas del sistema educativo español. No obstante, como han constatado reiteradamente los informes PISA, en el caso español no hay una correlación directa entre inversión y resultados; es decir, no es tanto un problema de financiación como de modelo.

Aunque dentro del discurso políticamente correcto se haya asumido como un dogma eso de «PP y PSOE cambian las leyes cuando gobiernan», la realidad es que nunca se ha llegado a aplicar una reforma educativa del PP, aplicándose sólo en democracia leyes educativas socialistas. ¿Cuál es la herencia que nos han dejado? Un 30% de estudiantes universitarios que no acaba su carrera, un 30 % de fracaso escolar y una total carencia de adaptación de los estudios al mundo laboral. ¿Cuál es la solución, seguir aplicando 30 años más leyes que han demostrado ser un fracaso o innovar y probar una alternativa?

Detectadas las carencias de nuestro sistema educativo, la LOMCE plantea adelantar la elección de itinerarios a 4º de la ESO, con tal de facilitar la especialización como se hace en países como Alemania, Austria y Suiza. Además, el 100% del contenido será fijado por el Estado, con lo que se evitará que no sea diferente la historia que se explica en Cataluña de la que se explica en Cartagena. Esto ha provocado agrias críticas de los nacionalistas, que han constatado como se ha visto mermada su capacidad de ideologizar determinadas asignaturas. Por lo tanto, no sólo aumentará el control del Ministerio de Educación sino que además se dará más autonomía a los centros.

En relación al 3+2, este modelo es seguido por 24 de los 27 de los países de la UE. Es curioso que en determinados aspectos se quiera imitar a los países nórdicos pero en cambio en otros se obvie de forma interesada.

Por un lado, hoy en día tenemos grados muy especializados, lo que no permiten la movilidad laboral. Además, sólo hay en nuestras universidades un 2% de alumnos extranjeros, mientras que en otros países es entre 12-15%. Precisamente al entrar dentro del marco europeo esta reforma facilitará la movilidad y solucionará estos problemas.

A pesar de las críticas de los rectores, muchas veces más motivadas por motivos políticos que por motivos académicos, estaría bien recordar que en 2006 publicaron el Informe de la Comisión Académica Sectorial de las Universidades Españoles (Casue), donde adoptaban una posición flexible de grados de entre 180-240 créditos. ¿Qué les ha hecho cambiar de parecer en un espacio tan breve de tiempo?

Otro tópico muy socorrido es lo de la privatización de la Universidad y que se pretende que sólo los ricos puedan acceder a esta. Nada más lejos de la realidad, en este curso han aumentado en 8138 los becarios en comparación con el curso pasado y se destinaron 1400 millones de euros en becas, el máximo histórico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído