Víctor Entrialgo de Castro

Pensar un poco en España

Pensar un poco en España
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

El Gobierno de «la coalición constitucionalista» no es una preferencia sino una necesidad. Un Gobierno de Rajoy con una vicepresidencia para Ciudadanos y otra para el PSOE. Con o sin elecciones, no hay otra salida a éste laberinto si no queremos adentrarnos en uno mucho mayor.

Con la gravedad de los asuntos que hay encima de la mesa, el desafío y golpe independentista, la creación de empleo, la crisis de los refugiados, la crisis económica, el sostenimiento y ampliación del crecimiento, el intento de asalto de los estalinistas de Podemos al poder, el terrorismo de DAESH amenazando a medio mundo y el compromiso con Bruselas de reducción del déficit público. Con todo esto pendiente no hay elección, porque haya o no haya elecciones, lo que no hay es vuelta de hoja.

Lo que demanda España es dos años de Gobierno de Coalición de los partidos constitucionalistas Pp, Psoe y Ciudadanos, para conseguir la estabilidad social y solucionar lo que exige acuerdo y no admite espera, como ha expresado certeramente el Sr. Ministro de Exteriores García-Margallo, uno de los políticos más presentables que tenemos por aquí.

Ya volveremos más adelante, si es preciso, a discutir. Pero de momento centrémonos. No es tan difícil. «Basta pensar un poco en España».

Al PSOE corresponde por su parte proponer a quien ha de formar parte de ese Gobierno pues lo cierto es que Sanchez 4º de Madrid, con 90 diputados y el peor resultado de la historia del PSOE, habiendo organizado primero la pasarela de San Jerónimo, después este singobierno y por último este sindios, amenaza con seguir desparramando la soberanía popular como el fuera de serie de Zapatero, que nombró Jefe de los tres ejércitos de España al único general secesionista desde Fernando VII.

Los dos últimos Secretarios Generales del PSOE han dilapidado, han debilitado España y eso el principal partido de la oposición se lo debe hacer mirar porque, aunque desde la Secretaria general o incluso el Comité federal sí puedan, España no se lo puede permitir.

España necesita un nuevo líderazgo socialista como el comer. Nos hubiéramos ahorrado, de entrada, podemos, de primero y segundo la investidura y ahora el postre. Basta pensar un poco en España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído