Manuel del Rosal

La generosidad de Rajoy según Meritxell Batet

La generosidad de Rajoy según Meritxell Batet
Manuel del Rosal García. PD

Generosidad: Concepto que procede del latín generositas y que se refiere a la inclinación a dar y compartir por encima incluso del propio interés o utilidad. Se trata de una virtud y un valor positivo que puede asociarse al altruismo, la caridad y la filantropía.

La secretaria de Programa y Estudios del PSOE, Meritxell Batet ha dicho: «El que Rajoy se fuera sería un acto de generosidad» confundiendo la generosidad con el ser tonto. No sé si Rajoy es generoso, pero tonto no parece serlo. Meritxell Batet, me supongo en nombre de su partido y con el visto bueno de su jefe Sánchez, ha dicho esa frase sin pestañear. La generosidad para Meritxell y para el PSOE consiste en que Rajoy entregue lo que ha ganado a quien ha perdido por una diferencia de 52 escaños.

El PSOE está desnortado y enredado de tal forma que no encuentra salida a su situación y se inventa mantras, lanza globos sonda, tantea y palpa sin encontrar nada en la oscuridad en la que le ha metido su líder y los que le arropan. La anterior a esta de la generosidad fue «Rajoy no se merece ser presidente», como si el ser presidente se alcanzara por méritos ajenos al resultado de las urnas.
Para Meritxell y demás compañeros de directiva socialista incluido Sánchez; Rajoy, que ha ganado las elecciones, debe apartarse para dejar paso a quien las ha perdido.

Con este gesto demostraría una generosidad que ellos – los socialistas – no conciben, ni siquiera se plantean en un gesto más de soberbia de estos socialistas de nueva hornada que, llegando a la política envueltos en una burbuja de excelencia, ésta les ha reventado en el mismo momento en que salió afuera lo que llevan dentro.
Meritxell dice que Rajoy se vaya a Pontevedra a ejercer de recaudador de la propiedad, pero dice también que el que Rajoy se valla no garantiza al PP nada, pues ellos seguirán en su cerril postura de: «al contrario ni agua» como solía decir Bilardo el seleccionador argentino que, en su día fue entrenador del Sevilla.

¿Y la generosidad del PSOE en general y de Sánchez en particular hacia España y los españoles, dónde está? Ni está ni se la espera. Sánchez, Meritxell, Hernando, López, Luena y demás meritorios están exentos de generosidad debido al concepto que ellos tienen de sí mismos.

Tienen la madurez de un adolescente como corresponde a su adolescencia en política, y se creen merecedores de todo sin aportar nada. Cuando esta maldita investidura llegue a realizarse y toda la parafernalia montada por Sánchez y conmilitones para impedirla y para ocupar él el puesto que no se ha ganado, desparezca; tendrán que sacar a paletadas de la sede de PSOE en Ferraz toda lo que mantienen oculto. Porque ¿alguien cree a estas alturas que el sempiterno No de Sánchez es solo fruto de su resentimiento a Rajoy? Hay algo más, algo oscuro que duerme en los sótanos de Ferraz un sueño maquiavélico, más que sueño pesadilla. Una conjura a la que no le importa ni España ni los españoles.

Es una conjura por el poder al precio que sea. Esos NO, NO Y NO obedecen a algo que supera el resentimiento y el odio a Rajoy y lleva a la consecución del poder por encima de todo. La petición de generosidad a Rajoy hecha por Meritxell Batet, es un paso más en una estrategia perfilada para restar méritos a quien ha ganado dos veces las elecciones. Ellos piden generosidad cuando son los más rácanos políticos que ha dado España en los últimos 70 años; racanería que les lleva a pretender robar con astucia lo que las urnas le han negado por derecho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído