Víctor Entrialgo de Castro

Con el partido mal aparcado

Con el partido mal aparcado
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Con el partido mal aparcado mientras se va a bañar, Pedro Sanchez lleva meses impidiéndonos mover el coche que alguien de su partido con bemoles o incluso la grúa hubiera pudiera retirar para poder ir, de gorra como él, a refrescarse al chiringuito.

Hace tiempo que sus aires chulescos y su contumacia desbordaron el ámbito de la opinión personal para convertirse en mayoritaria, incluso entre sus votantes. Hace tiempo que sus declaraciones, como ésta de la vuelta al cole, pasaron desde la política ramplona a la mala educación.

Este hombre que se ha ido a la playa dejando su coche mal aparcado es quien insta al Presidente Rajoy a que se alíe con los separatistas catalanes, los que han aprobado y ratificado la ruptura con España.

Odiseo, el mayor freno para que se solucione la encrucijada política más dificil de los últimos tiempos se ha retirado a la playa para no escuchar los cantos de sirena, se ha atado a a la pedaleta agostí mientras se bronceaba con los oídos tapados para no oir los cantos de Rajoy y sobrevivir en el sillón hinchable, como un náugrafo de la política que no puede volver a Itaca y no sabe adonde ir.

La persona cuya sustitución o «apartamiento» lo solucionaría todo, o casi todo, dentro de la cacareada prioridad de las políticas sobre las personas, lleva casi un año mal aparcado, ahora en la playa, con el coche en doble fila paralizando el Estado. Y ahora reaparece para decir cínicamente lo mismo de siempre y que los que bloquean son otros.

Ya no es política. Es Educación. Educación sin ideología. Esa es la asignatura pendiente de los españoles. Establecer un carnet de educación por puntos como el de conducir para todos, niños, jóvenes y mayores para examinar el comportamiento en los sitios públicos y no dar voces en los restaurantes.

En España es urgente un carnet de Educación sin descanso. Cursos de una o dos horas a la semana para que los políticos cojan el teléfono al Presidente del Gobierno de España y no se vayan de vacaciones sin que los españoles sepan cuanto se pueden gastar en el chiringuito. Para que no vayan como Sanchez a bañarse mientras los españoles le cuidamos el sitio y la toalla dejando el partido o el coche aparcados en doble fila.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído