Manuel del Rosal García

Allegro ma non troppo o la dictadura de la estupidez

Allegro ma non troppo o la dictadura de la estupidez
Manuel del Rosal García. PD

«La estupidez es una asociación internacional».

Enrique Jardiel Poncela, escritor y dramaturgo español

Anders Sandberg es un científico sueco, futurista y transhumanista. Acaba de explicar las cinco causas por las que la humanidad podría desparecer.

Estas son: 1) Guerra nuclear. 2) Pandemia provocada por la bioingeniería. 3) Súper inteligencia. 4) Nanotecnología. 5) Riesgos desconocidos.

Con todos mis respetos para el señor Sandberg he de decirle que se olvida de la causa principal por la que la humanidad podría desaparecer y que ya en el pasado hizo desaparecer a civilizaciones muy avanzadas: LA ESTUPIDEZ HUMANA que, a su vez, es la causa de las cinco que él enumera.

Estoy seguro que el señor Sandberg no ha leído el ensayo de Carlo María Cipolla titulado «Allegro ma non troppo». Si lo hubiera leído estoy seguro que le habrían sobrado todas las causas que él enumera; con la ESTUPIDEZ basta.

Carlo María Cipolla fue un científico italiano estudioso de la historia económica de las civilizaciones.

En el citado ensayo aborda el tema de la estupidez. Cipolla demuestra cualitativa y cuantitativamente como la estupidez causa más estragos que las guerras, e incluso que las catástrofes naturales. «Ante la estupidez los propios dioses luchan en vano» decía Friedrich von Schiller. Martin Luther King añadía: «Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda».

Lo de la infinitud del Universo y la estupidez afirmado por Einstein, lo conoce todo el mundo.
He aquí algunos ejemplos de lo que la estupidez humana provocó: Provocó dos guerras mundiales con millones de muertos.

La crisis económica que padecemos desde hace más de diez años fue y es debida a la estupidez humana, esta crisis además ha demostrado que señores muy sesudos con las paredes a reventar de títulos, master e incluso premios Nobel, no acertaron a preverla y, una vez instalada, no aciertan a arreglarla.

Como dice Cipolla: «la estupidez está más acentuada en los trabajadores de cuello blanco que en los de mono azul». El tercer ejemplo de estupidez lo tenemos aquí en España, donde los ciudadanos creímos que sustituyendo la P de Popular por la P de Podemos solucionaríamos todos nuestros problemas, cuando lo que hemos conseguido es dibujar un Congreso esquizofrénico del que nadie sabe lo que va a salir, pero que sí cumple una de las leyes de la estupidez enumeradas en Allegro ma non troppo que dice: «Cuando en una sociedad los estúpidos superan a los cuerdos y esta es gobernada por estúpidos ansiosos de poder, la catástrofe está asegurada»; la que nos espera puede ser de traca.
Con el mayor respeto, le sugiero al Sr. Sandberg que lea «Allegro ma non troppo».

Comprenderá de inmediato que las cinco causas que él enumera como posibles causantes de la desaparición de la humanidad, son fruto de la estupidez humana. Luego, si no somos capaces de eliminar la estupidez, difícilmente eliminaremos las causas derivadas de ella, porque la mayoría de las causas que en alguna ocasión han provocado la caída de civilizaciones muy avanzadas, han sido provocadas por la ESTUPIDEZ de los hombres.

Pero, ¿Cómo podemos eliminar la estupidez? Tan solo hay una manera de hacerlo: eliminando al ser humano, ya que la estupidez es una parte muy importante de la naturaleza y la condición humana. Como esto es imposible lo mejor que podemos hacer cuando avistemos a un estúpido, es huir a uña de caballo porque, emulando aquella frase de Napoleón sobre las batallas y las mujeres, diré: «Las batallas contra la estupidez solo se pueden ganar huyendo»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído