Apuleyo Soto

Sirva de lección contemporanea

Sirva de lección contemporanea
Apuleyo Soto. PD

Una silva de arrimadas
rimas de varia lección
es la que ahora os dedico
en Periodista punto com
aunque no siga las reglas
del itálico inventor
al que copiaron don Lope,
Góngora el «canonigó»,
Espronceda, Bécquer, Lista
o Ramón de Campoamor
en muy memorables citas
y en «notábile» español.

Si ha permanecido en siglos
de Oro, dolor y pasión
esta rima castellana
de elocuencia tan precoz,
no sé por qué no va a ser
adecuada al día de hoy
cuando hay mucho que enseñar
al párvulo votador,
bien sea en endecasílabos
liados al por mayor
con el hermano heptasílabo
pequeñito y juguetón,
bien sea como aquí muestro
en octosílabo son
al uso del romancero
castellano cidiador…
Y vaya ya la estrofolla,
la «cantina» o la lección
que conviene a este país
en estado de elección,
pues que la preñez no cuadra
tras diez meses de rencor
entre estériles contactos
de los partidos, oh Dios:
Albert, que vote que sí,
Sánchez, que se abstenga o no,
Pablo Iglesias, que se queje,
que esa es su única función,
las Mareas, que rebajen
su tensión a mal menor
y que Esquerra y que la CUP
se contengan, por favor,
que no estamos para coplas
de huida y desconexión.
Y después de tantos títeres
en cucañas de ocasión… ,
que se aclare el teatrillo,
que Rajoy sea Rajoy,
el gallego utilitario
de españoles un montón,
el gallego Presidente
en funciones, sí, señor,
hasta cuando ustedes quieran
admitir que es solución
a los problemas de España
por su eficacia y honor.
¡País… y cuánto te quiero,
aunque estés al vóley – vol
pasándote la pelota
del uno al otro frontón!
España fue lo primero.
Como ayer, lo sea hoy.
Y dejemos de jugar
de una vez por todas, jo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído