Apuleyo Soto

El tardo Tardá

El tardo Tardá
Apuleyo Soto. PD

Muestra cara de enfadado
reprimido este gañán
como si le hubieran dado
la butifarra sin sal.

Cada vez que abre la boca
despotrica a troche y moche
y sus ojos de alimoche
se estrellan contra una roca.

¿Qué roca es esa? Rajoy.
Erre que erre el catalán
se emperra a día de hoy
en embutirle su plan.

Pero el gallego, tozudo,
ni en funciones cede un palmo
y deja al pobre boludo
como al cura con el salmo.

Raja que raja el «esquerro»
con su compadre Rufián,
pero nada, que a otro perro
con su ANC radical.

Basta de recochineo,
que el dis-putado Congreso
no está para el regodeo
de un chiquilicuatre obseso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído