Santiago López Castillo

Patológico Sánchez

Patológico Sánchez
Santiago López Castillo. PD

Con todos mis respetos, este hombre está loco de atar. Desde el primer día en que le vi en la TV-tul-ilusión me pareció ególatra, vanidoso, vacuo. Y cuando profundizas en sus declaraciones u ocurrencias, éstas más bien, da qué preocupar. En expresión catalana, debería hacérselo mirar.

Pierde elección tras elección, tiene el partido revuelto, y eso que son de armas tomar (recuérdese el 36), prietas las filas, ar, no hace ninguna propuesta y todo lo carga y descarga en Rajoy. (Antiguamente solían intervenir los loqueros, hoy son facultativos de enfermedades mentales). No quiere unas terceras elecciones porque -según dice- sería dar otra oportunidad al presidente en funciones. No se abstiene y duda si concurrir al «proceso del cambio», eufemística forma de que España se vaya a tomar por culo y en ello estamos. Él, señor Sánchez en la planta de caballeros de El Corte Inglés, sueña con Rajoy, espero no tenga ninguna desviación sexual y aunque Losantos habla de maricomplejines el político gallego no es en nada lujurioso salvo que lo afirme su querida esposa, pero esas son ya confesiones inconfesables de alcoba en las que ni voy ni pretendo entrar.

Tras los devaneos de este alocado socialista, ¿qué quieres, alma de cántaro?, me pregunto, nos preguntamos. Salvo sus fanáticos, o sea, la mamandurria, los más objetivos del PSOE que no son muchos, aún reaviven el rencor de la guerra civil, creen que el Partido Socialista quedaría arrinconado en la predilección política nacional. No estoy de acuerdo con esta tesis. Hasta los más reflexivos quieren ver perdida en las tinieblas a la derecha. Es el II Pacto del Tinell, que tendrá graves consecuencias para el destino de nuestra nación.

– ¿Esta es la democracia…?

Me repito más que el hipo:

– Me temo que sí.

Y por si fuera poco, sale lo de Soriano, el de los papeles en Panamá, como los de Imanol, Almodóvar… pero son de izquierdas, pasaporte a seguir. Usted y yo no. Estamos bajo sospecha. La izquierda, desde tiempos inmemoriales, se ha erigido en la única formación «demócrata» del mundo mundial. El ex ministro canario está siendo lapidado como lo fue en su día Arias Cañete que llegó a comisario de la UE no sin todo tipo de críticas porque su mujer, sobrina, prima o madrina tenía una cuenta corriente en no sé qué lugar de Leinchester, pongo por caso.

¿Y qué se dijo de Magdalena Álvarez, alias Maleny, la de gratis total, cuando fue nombrada vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, con un sueldo mensual millonario? Nada. ¿Y de las indigentes culturales Pajín y Bibiana Aido? Nasti de nasti, que dicen los castizos madrileños. Salvo los corruptos, que deben ser perseguidos sin piedad alguna, no debemos estigmatizar a todos los políticos sin socialista alguno.

De la política, sólo me fío de las estadísticas que he manipulado, afirmaba Churchill. Sánchez caerá en la cuenta de que era un ejecutivo de El Corte Inglés.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído