Jesús Millán Muñoz

¿Por qué no queréis que mis biznietos vivan en el mismo techo que los vuestros?

¿Por qué no queréis que mis biznietos vivan en el mismo techo que los vuestros?
Jesús Millán Muñoz. PD

¿Hermanos catalanes, hermanos vascos, hermanos gallegos por qué algunos de vosotros no queréis que mis biznietos puedan vivir bajo el mismo techo, Estado, que los vuestros?

¿Qué os he hecho yo, qué os han hecho ellos que todavía no han nacido?

¿Qué nos diferenciamos de vosotros, qué diferencias hay entre vosotros y yo, qué diferencias esenciales hay entre mis biznietos y los vuestros…?

1. Sé que el ser humano tiene un componente racional y otro irracional, uno del entendimiento y la razón, y otro de la emoción-sentimientos-pasiones-deseos-pulsiones… pero de verdad, sentaos tranquila y sosegadamente frente al espejo profundo de vosotros mismos, y reflexionad. Puedo entender vuestros sentimientos, puedo entender vuestras razones. ¿Pero de verdad qué diferencia hay entre vosotros y yo, qué diferencia entre vuestros biznietos y los míos…?

– Cuándo mañana terminéis vuestra marcha, llegad a vuestra casa y acordaos del cuento o relato de los siete hermanos y el padre. Los siete hermanos que estaban reñidos entre ellos, y el padre, los juntó antes de morir. Y les dio a cada uno una flecha, y les dijo «por favor romped la flecha y todos, hasta el más joven la rompieron». Y a continuación les dio otra vez siete flechas unidas, y les dijo por favor intentad romperlas. Y no consiguieron destrozarlas.

Cuándo lleguéis mañana de vuestras reivindicaciones separatistas, coged un periódico, coged una hoja, romperla por diez trozos es fácil. Pero ahora coged todo el periódico dobladlo por varias veces, intentad romperlo. Os daréis cuenta que es más difícil conseguirlo.

– Hermanos catalanes, hermanos vascos, hermanos gallegos, sé que hay pequeñas diferencias, pero qué son esas pequeñas diferencias, nada de nada… acaso vuestros dedos son iguales, no son diferentes, y al ser diferentes forman la mano, qué haría un dedo, qué hace un dedo solo o solitario o dos dedos…

Mirad y pensad, utilizar la razón y el entendimiento y no solo la pasión-emoción-sentimientos, mirad en vosotros mismos, tenéis un hígado, dos riñones, un corazón, un cerebro, brazos, piernas, venas, arterias… qué es lo que hace que seáis seres humanos, pues que estamos todos formados por distintos órganos, por multitud de funciones diferentes y diferenciadas… pero cada órgano por si solo no es suficiente, pero entre todos formamos y conformamos un ser humano… si falla algún órgano esencial, toda la vida de ese individuo, de usted o la mía, puede verse enfrentada al final.

Nosotros todos, somos como esa mano o ese cuerpo humano, hay pequeñas diferencias pero entre todos conformamos, sinergias, se llama ahora, un ser o un estar superior.

– Hermanos vascos, hermanos gallegos, hermanos catalanes sabemos que mucho de vosotros sois hijos o nietos o biznietos o tataranietos de personas nacidas de personas de fuera de vuestra región. Qué os diferenciáis de nosotros, en nada o en casi nada. Todos juntos podemos ser más funcionales, crear más sinergias, incluso tener y ser respetadas nuestras pequeñas diferencias, nuestras pequeñas costumbres, nuestros idiomas, nuestras pequeñas diferencias ideosincráticas…

Hermanos muchos de vosotros os habéis casado con personas fuera de la Península Ibérica, y tenéis hijos y biznietos…, ¿vais a negar a mis nietos y biznietos los mismos derechos que les otorgáis o les dais a los nacidos de personas, un conyugue, padre o madre o abuela o abuelo que le habéis otorgado a una persona nacida fuera de la Península, y a mí no, y a los míos no…? ¿Yo, y que hasta dónde sé de mis antecesores, al menos desde hace dos siglos han estado y sido y nacido y muerto en la Piel de Toro…?

– Hermanos gallegos, hermanos catalanes, hermanos vascos yo sé que contra los sentimientos, las emociones, las pasiones, las pulsiones es muy difícil ir, pero sé que si nos dividimos a trozos, si en la Península Ibérica, nos dividimos en cuatro o cinco Estados en un tiempo medio de plazo, a trozos nos comerán…, estemos dentro de Europa como Estado, que no sabemos si tantos Estados formando Europa podrá organizarse de forma eficiente, y si no estamos dentro de Europa, con más razón aún… Si a trozos nos dividimos, a trozos nos comerán o, y nos comeremos.

Yo, yo no soy nadie, yo no os quiero imponer nada, no os quiero violentar de ninguna manera, porque yo os considero hermanos, y como a hermanos os trato. Por tanto, como a mis iguales, con pequeñas diferencias… Seamos conscientes o no, los vientos de la historia han cambiado desde agosto de 1945, o la humanidad llega pronto a un Estado Mundial, un Único Estado Mundial, o posiblemente sea muy difícil sobrevivir con doscientas economías, doscientos Estados, doscientos ejércitos, doscientos parlamentos, varias docenas de grandes ideologías o culturas o religiones, cinco mil lenguas, etc.

– ¿Qué es un Estado? Ya sé que ustedes saben que existen muchas definiciones, pero una muy simple es desde los primeros imperios de la edad del bronce, es un territorio con sociedades y culturas y demografías y religiones y lenguas diferentes, pero que todos viven bajo un único Estado.

Dicho de otro modo, a lo que aspiramos es no que existan veinticinco Estados en Europa, sino un Único Estado, porque es la única manera de vivir y sobrevivir. Porque ya existen Estados de mil millones de habitantes, con territorios casi como continentes. Y en esos Estados viven multitud de naciones, lenguas, religiones, costumbres, culturas, etc., pero todos tienen la voluntad de vivir bajo un único Estado. Porque el Estado es lo que permite que las partes diferentes funcionen como una unidad, es decir, todos los órganos diferentes del cuerpo funcionen como un ser vivo, sea un caballo o un ser humano o un avestruz o un león.

– Si volvemos en la Península Ibérica a la Edad Media, que entonces hubo en algunas épocas ocho o diez Estados, entonces se llamaban reinos, aunque ahora fuesen cuatro o cinco Estados, dentro o fuera de Europa, serán y nacerán multitud de divergencias, y entonces, nunca se sabe lo que podrá suceder. Lean y estudian seria y profundamente la Edad Media. Ahora habría cuatro o cinco parlamentos estatales, cuatro o cinco ejércitos, cuatro o cinco servicios de seguridad-inteligencia independientes, cuatro o cinco economías y sistemas económicos con sus diferencias, etc. Sea dentro de Europa o peor fuera de Europa, o cómo ahora estamos en una situación intermedia…

¿Y entonces fuera de Europa o dentro de Europa, podrán surgir multitud de divergencias, pero ya cada región siendo un Estado…? ¿Y quién sabe cómo puede terminar todo, quién se imaginaba que la Exyugoslavia terminaría como terminó…?

– Es evidente que algunas regiones de la actual Celtiberia no podrán mantener el sistema del estado del bienestar de ahora, porque la industria y la riqueza la tienen algunas regiones, en su mayoría y no otras, se deba a su trabajo o se deba a su mentalidad…, pero no se debe olvidar que todo, es la herencia de siglos, y de siglos que han intervenido todos, todos. Porque no olviden que unos han ofrecido a lo largo de siglos unas cosas, otros han ofrecido otras. Y los mercados regionales se han formado por el mercado de todo el Estado, de capitales, de personas, de productos, de consumo…

La historia y los relatos sobre la historia se pueden cambiar, se pueden moldear de forma diferente las conciencias, pero la realidad es la realidad.

2. No quiero cansaros más hermanos catalanes, hermanos gallegos, hermanos vascos, si en la Península Ibérica se forman o conforman cuatro o cinco Estados en un plazo de diez o quince o veinte años, al final, sucederá el principio del arco con dovelas, al final, la dovela más débil hará que el arco se caiga, se caerá todo el arco. Entre todos formamos una unidad, con una cierta fuerza, si nos dividimos en varios Estados, las regiones más débiles, acabarán cayéndose, y por tanto, se formarán una herida que al final irá infectando todo el cuerpo, en este caso toda la Península, sean un Estado o sean Otro, sea dentro de Europa, con más razón a medias como ahora estamos… El principio del dominó en Geopolítica.

Me gustaría que vinieseis a visitarnos, a las Castillas profunda, a la Extremadura profunda, a esos pueblos de unos cientos o unos miles de habitantes…, me gustaría que antes de tomar una decisión tan seria, en las Navidades próximas, en el otoño próximo, en el verano próximo, en la primavera próxima no vayáis de turismo a ningún lugar de Europa, sino que nos visitéis a nosotros. No las grandes ciudades, sino las medianas, las pequeñas, la micropequeñas… y entonces, creo que os daréis cuenta, que nosotros en el fragor de los siglos siempre hemos perdido, siempre hemos perdido. Por favor no nos hagáis perder lo poco que nos queda, y lo poco que nos queda, es que nos sintamos que vosotros gallegos, vascos, catalanes, aunque estéis más desarrollados que nosotros, nosotros y vosotros somos hermanos, hermanos bajo un mismo y único Techo, que llamamos Estado.

El futuro hermanos catalanes, vascos-gallegos nadie lo conoce, nadie, pero el futuro, como en la película de Gladiator, «unidos podremos hacer mejor frente a lo que nos venga». Paz y bien y pan y pax. PAN(Z)X.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído