Jordi Rosiñol Lorenzo

Rita no levanta el tacón de la moqueta

Rita no levanta el tacón de la moqueta
Jordi Rosiñol Lorenzo. PD

Santa Rita, rita, rita, lo que Mariano te dio, la justicia no lo quita! Tirando de refranero español, la hasta hace poco omnipotente Rita Barberá anuncia que del partido si pide la baja, pero que del escaño ni hablar, sus pies han pisado demasiada moqueta para ahora tener que arrastrarse como un ciudadano más por los abarrotados pasillos judiciales, si ya ha llegado hasta aquí, debe pensar en aplicarse otro refrán, quien día pasa año empuja! Y así hasta cuatro quedan por delante, cuatro años con buen sueldo, y generosas prebendas, todo este cuento a cuenta del erario público, Rita con su acción indica que es, ha sido y será una mujer de «Partido»

El recurrente argumento, en todos los partidos pasa lo mismo, en otras formaciones hay más y peores, etc. Aún siendo verdad, que lo es, no justifica un ápice los errores propios, la aplastante realidad que percibimos la mayoría de ciudadanos, indistintamente de la ideología de cada uno, es que si hay algo transversal en este país, eso es la corrupción, de la cual un artículo es una sola gota de tinta en el océano enciclopédico de la triquiñuela política. y es que lo de Rita viene oliendo mal desde hace tiempo, e incluso extrañamente el olor había alcanzado la pituitaria de algún dirigente en la calle Génova, algo extraordinario, algo no usual en las organizaciones políticas, donde no abundan sabuesos con buen olfato.

Ante cargos varios, cargos de diferentes niveles, ante responsables de distintos pelajes, por desgracia nunca llega a tiempo el olor a quemado, el cómplice viento fresco siempre sopla en dirección contraria al humo, alejando cualquier posibilidad de intervención previa, de intervenir de oficio quien podía y debía haberlo evitado.

No hay explicación convincente en el caso de Rita, en general como puede explicarlo la dirección del Partido Popular, y en concreto Mariano Rajoy. Como es posible que se trabaje para legislar leyes de transparencia con el objetivo de regenerar la política, de devolver la confianza de los ciudadanos en los políticos, y al tiempo, después que a la justicia le han faltado, que no tenían suficientes agentes de la U.C.O y de la U.D.E.F para levantar toda la corrupción en la comunidad valenciana, que hasta la misma dirección de Génova ha tenido que rehacer, regenerar la dirección regional, porque el caciquismo local de tantos años había dejado el cortijo valenciano para muchos como un solar.

Don Mariano como después de todo lo sucedido, aunque solo fuera por sospechas, solo por prevenir, por curarse en salud, no la dejo fuera de las listas al Senado, pudo ser un error en Diciembre, pero mantenerla en Junio es algo más que un error de bulto, la crítica, la inmensa polémica le precedía, y ahora su gran amiga, la mujer de partido, la que llevaba toda la vida por vocación de servicio al ciudadano, lo abandona todo menos lo que si le interesa, el escaño en el Senado, y con él el dinero, las prebendas y la moqueta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído