Rafael Reina

El Manual de Instrucciones del DAESH

El Manual de Instrucciones del DAESH
Rafael Reina. PD

Está circulando por las redes un nuevo video de otra atrocidad más del grupo Islamista DAESH, donde degüellan en un matadero y luego los cuelgan como si fueran ganados a una veintena de jóvenes acusados de ser Espías de Estados Unidos y otro video más de Gaza en Israel, de cómo Musulmanes sacrifican a vacas y terneros estos días.

LOS VIDEOS SON MUY VIOLENTOS Y DESAGRADABLE, SE ADVIERTE

Este es un ritual Islámico (Eid) al final del Ramadan, que recuerda el pasaje bíblico, donde Abraham, siguiendo las instrucciones de Dios, se disponía a sacrificar a su propio hijo, el cual fue reemplazado por un cordero y para celebrar este episodio, los Islámicos sacrifican en esto días animales como vacas, corderos y cabras, degollándolos en un espectáculo público que como en el caso de Dacca (ABC 15-Sep-16), derraman tanta sangre que cuando se unió con el agua de la lluvia, produjo el dantesco espectáculo de verdaderos ríos de sangre por la calles. La diferencia en el caso del Daesh es que mata dos pájaros de un tiro, ejecuta a esos jóvenes acusados de espionajes y cumple con el ritual, que en este caso yo diría Satánico; porque en el ejemplo de estos demonios del DAESH, los chivos expiatorios, son seres humanos.

Para los que lo vean y para los que se eviten tan desagradables escenas, es conveniente decir que esos salvajes; están siguiendo al pie de la letra el manual Islamista de Instrucciones, están siguiendo las leyes Islámicas, no están haciendo nada incorrecto bajo el Islam, esa son las directrices que tanto el Corán como la Sharia, que son de obligado cumplimiento, tiene dictada no solo para «espías», también para todo infiel «Kefir» o no creyente. (Lógicamente si lo consideran un espía es también un infiel «Kefir»).

El Corán, en sus primeras Suras (Capitulo en Cristiano), es benevolente con los no creyentes, pero como ese libro se escribió a lo largo de la vida de su autor, Mahoma, la cosa fue cambiando y de la benevolencia se pasó a la más acérrima intolerancia, la que estamos presenciando en nuestros días pero que lleva siglos como práctica común.

Muchos piensan que aun así, es por la voluntad de estos irracionales animales el acogerse a esos escritos y no a los primeros que como he dicho antes, son más considerados con la diversidad de opinión.

Pero no es cierto, el Corán, posteriormente a las consideraciones más humanitarias y racionales, contiene una cláusula que impide que el lector pueda decidir entre una y otra y obliga a que cuando hay dos opciones, cuando hay una disyuntora, sea la del postrer escrito la de obligado cumplimiento, es decir las que requieren que a los infieles, los no creyentes, los apostatas y cualquiera que dude o recrimine al Islam, la pena de muerte y la forma «estándar» para el cumplimiento, que es la de degollarlos. Claro si no es posible degollarlo, también vale un tiro en la nuca.

Pero por si hubiera alguna ulterior posibilidad de evitar tan horrenda forma de morir, está la Sharia para evitarlo.

La Sharia que viene a ser el Código Legal Islámico, donde están comprendidas todas la leyes, civiles, comerciales, criminales tanto de ámbito nacional como internacional, cubre todo cuanto rodea al individuo, desde sus relaciones hasta como debe orar.

Es relativamente reducida si se tiene en cuenta su amplio espectro de aplicación y a diferencia del Corán que no admite interpretación, es interpretable y adaptable a la opinión y consideración del Juez. Por esa razón es junto con el Corán, la mejor forma de hacer obedecer la ley Islámica, pues no exige una jurisprudencia basada en valores establecidos internacionalmente o en previos juicios, es totalmente evaluable en cada instancia y a soberano juicio del ejecutor. Pero el núcleo central de ella es el propio Corán.

El Corán y la Sharia también justifican considerar las mujeres capturadas en la guerra, como objeto de comercio, para esclavas sexuales, para concubinas o como esclavas de trabajo, si no tienen valor comercial/sexual. (Vamos si es vieja o fea)

El uso de las mujeres no Islámicas para satisfacción de los soldados esta también contemplado en el Corán, no se considera pecado si no están casadas o son viudas, lamentablemente, muchos maridos mueren poco después de su captura.

La Saria está aplicada en casos menores en otros países, como España, Francia, Inglaterra, Bélgica, Alemania, Canadá, Australia, USA y muchos más, donde los casos de disputas familiares, casamientos, adopciones, deudas y acuerdos o desacuerdos comerciales y otros casos nunca llegan a los tribunales oficiales de los países y son tratados en el núcleo social Islámico siguiendo las directrices del Corán/Saria con sus propios Jueces y Abogados. Estos casos nunca son recurridos a las leyes del país por los perjudicados, pues eso significaría la apostasía del Islam o ignorar la autoridad de la Saria e implica convertirse en un «Kefir» con su correspondiente condena.

En realidad, no difieren mucho de las leyes durante la Inquisición Hispano-Gala, algo que nosotros hemos dejado en el pasado pero que el Islam lo conserva con gran apego y forma parte del todo el sistema político, social y legal del Islam; aplicado plenamente solo donde la Saria es la ley del país, Arabia, Irán, Sudan, países del golfo etc etc. y como dije implementándose discretamente en nuestra cultura.

Esa es una de las razones de la poca integración económico/social del islamismo en las culturas occidentales, la inviabilidad de llevar los desacuerdos a sus respectivos tribunales y por lo que el Corán prohíbedesaconseja las relaciones con infieles.

Es una cultura que… no está muy actualizada… ¿O si?

<https://www.youtube.com/watch?v=r6ZBKIzJ6fo>
<https://www.youtube.com/watch?v=v1e8kpOs5i0&spfreload=10&bpctr=1473963225>

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído