Jesús Millán Muñoz

¿Aprendices de brujo o España al borde del abismo?

¿Aprendices de brujo o España al borde del abismo?
Jesús Millán Muñoz. PD

¿Se está jugando a ser aprendices de brujo para crear una especie de ingeniería social y política para cambiar el panorama político de Celtiberia-Hispania-España-Piel de Toro?

1. Parto del hecho que no tengo conocimientos suficientes en las materias de ciencias sociales, parto del hecho que no tengo conocimientos suficientes de la práctica política actual. Parto del hecho que tanto de una cosa o de otra, quizás no llegue al cuarenta por ciento.

Pero no cabe duda que si puedo y debo fijar unos elementos de reflexión:

– ¿De verdad que es lo que está sucediendo en Hispania, Celtiberia, España, Piel de Toro…? ¿Qué es lo que está sucediendo y qué es lo que se pretende que suceda…?

– ¿Por qué tantos ministros nacionales de todos los colores, tantos senadores y diputados nacionales de todas las ideologías, tantos consejeros de tantas regiones, tantos diputados regionales de una bandera y de otra, tantos alcaldes y concejales de ayuntamientos de mayor o menor demografía e importancia están en silencio…, posiblemente cientos todavía existiendo y viviendo, con mayor o menor edad, tantos callan y callan y no vemos sus opiniones en los medios públicos de un color y de otro…? ¡Opiniones e ideas que son y serían más sabías y con más experiencia sociopolítica que mis palabras y mi pluma…! ¿Pero por qué tantos callan, tantos y tantas, después de haber ocupado altos cargos, en un nivel o en otro…?

– ¿Por qué parece que las presiones externas a Hispania, en diversas formas o maneras parece que han disminuido o se han ralentizado en estos últimos meses…? ¿Es que hay fuerzas externas que no quieren que nos asustemos y les conviene que la Península Ibérica se debilite, económica o, y política o institucionalmente, y si es posible, se divida en varios Estados? ¿Y después ya habrá tiempo de realizar presiones de un tipo o de otro y, de recoger las nueces que se hayan caído…? ¿Ahora conviene un casi silencio, un estar casi quieto o quietos…?

– ¿Si se cambia el sistema electoral, sin entrar en la esencia y la complejidad de dicho problema, y se queda instalado ya cuatro partidos nacionales, tendremos en cada elección o votación o legislatura una situación como la actual, es decir, meses enteros de negociaciones? ¿Al final, nadie gobernará, porque nadie tendrá la mayoría suficiente…? ¿Por lo cual, la reforma del sistema electoral, puede ser un veneno a medio plazo, porque ningún país puede funcionar, con cuatro partidos a nivel nacional, y otros cuatro o cinco a nivel regional, nadie obtendría jamás la mayoría absoluta o ni siquiera, casi suficiente, para gobernar con cierta autonomía…? ¿Sería fijar la situación actual para el futuro, de forma permanente, porque nunca la reforma electoral sería aprobar las dos vueltas en cada elección general, y de tal modo, que se restrinjan los partidos en la segunda vuelta?

– ¿Si nadie apoya a la derecha moderada, los dos partidos de derecha que actualmente han hecho un Pacto en el Parlamento Nacional, qué puede suceder…? ¿Si no alcanzan la investidura, qué podría suceder…? ¿Qué un conjunto de la izquierda moderada y no moderada y de partidos regionalistas secesionistas, en mayor o menor grado tomasen la investidura y el poder…? ¿Con un «mandato de gobierno más moderado en cuanto a muchos principios», pero con una clara potenciación de la «secesión de facto», o una situación de Estado Federal de hecho y de facto y quizás con unas «medidas económicas que restrinjan la esperanza real de recuperación…»?

– ¿Hasta ahora la derecha se ha mantenido en la moderación, ambos partidos que representan a la derecha nacional? ¿Pero la izquierda nacional se ha dividido en dos grandes partidos, uno el tradicional moderado, y otro, con todo respeto, un partido de izquierdas menos moderado o no moderado…?

¿Si la derecha no fuese capaz de alcanzar la investidura, si la derecha moderada, los dos partidos de derecha moderados no alcanzasen la investidura, y por tanto, el gobierno, aunque después hubiese que pactar de una manera o de otra que podría ocurrir, que resurgiese un partido de derechas no moderado, y por tanto, uno de los partidos moderados de derecha desaparecería en cantidad de votos y en escaños parlamentarios, porque la población de derechas empezaría a ponerse nerviosa, es decir, empezaría a ladearse también hacia un partido de derechas moderado y hacia otro partido de derecha menos moderado…?

– ¿Pero si la sociedad no tiene un gobierno, jefe de Gobierno o presidente de gobierno y un gobierno, con sus ministros, y con todo el deber y derechos de legislación y de ejercer el poder, la situación económica podrá agravarse más, millones de españoles que están en el desempleo, muchos jóvenes que no pueden realizar un proyecto de vida, mínimamente esperanzador, y desempleados de cierta edad o adultos, y de largo desempleo, podrían acabar desesperándose aún más…? ¿La situación socioeconómica se complicaría, y esta pequeña esperanza que está existiendo en el horizonte se olvidaría o se perdería o se debilitaría…?

– ¿Pero la situación política de la secesión nacional, se agravaría más aún, se llegaría a límites más graves para después poder enderezarse o resituarlos o renormalizarlos…?

– ¿Pueden algunos líderes de la izquierda moderada pensar que si se le niega el pan y la sal y la tierra a la derecha moderada, aunque hayan ganado las elecciones, al final, permitirán que la izquierda moderada gobierne, por responsabilidad, o por el principio de Sartre, al final, en un matrimonio el que más ama es el que más cede…? ¿Qué las presiones internas y externas de la sociedad civil, de los altos sistemas económicos y financieros internos y externos presionarán de tal modo, que la derecha moderada, que ha ganado las elecciones, o que actualmente tiene ciento setenta escaños va a dejar el poder a la izquierda moderada, que no llega a noventa…?

¿Si esto se hiciese en nombre de la gobernabilidad, entonces se produciría una ruptura interna del país y de la sociedad tan grande, que quizás las consecuencias serían impredecibles, porque la derecha moderada no obtendría el poder del gobierno que cree haber recibido en las urnas…? ¿Qué al final le faltan seis escaños para mayoría absoluta…?

– ¿Pero si la izquierda moderada permite gobernar a la derecha moderada, es decir, permite esos diez escaños o votos de abstención, creen que serán sobrepasados en unos meses por la izquierda no moderada…?

¿Pero qué es más peligro ser sobrepasado por la izquierda no moderada, la misma izquierda moderada, o al no permitir el gobierno de la derecha moderada, al final, el país llegue a una situación peor, y entonces, eso sí, permitirá que la desesperación de gran parte del pueblo permita votos de forma masiva a la izquierda no moderada…?

2. ¿Esto es un enorme edificio de ingeniería social que se ha ido diseñando-programando-construyendo-realizando durante décadas, y ahora está llegando a la fase de término o de finalización de una gran obra de ingeniería política, y los aprendices de brujo que están detrás de todo ello, no se detendrán o no pararán hasta conseguir sus fines y sus metas…?

¿Pero cuales son esos fines y metas de verdad, cuales son las verdaderas intenciones y fines y metas, y no todas las palabras y conjuntos de palabras demagógicas o medio verdades o medio mentiras que un día y otro, escuchamos y reescuchamos…? ¿Son para unos la secesión del Estado, de facto o de hecho o, y de derecho; y para otros, es que se pongan las bases para un nuevo experimento sociopolítico de gran calado en el cual se transforme el orden básico social y económico en sus fundamentos esenciales y, que dicha meta se vaya consiguiendo por etapas…? ¿En definitiva se cambie el orden social y el orden político en sus fundamentos más esenciales…, y todo, todo lo que hasta ahora ha sucedido, son en parte, maniobras de división y de diversión y de engaño y de camuflaje para uno o para los dos grandes fines-metas-intereses…?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído