ALFONSO ROJO

«Si el PSOE se la pega en Galicia y Euskadi, a Sánchez y su cuadrilla los van a correr a gorrazos»

"'La jugada 170' es un engendro que reúne a socialistas, Podemos, PNV, la antigua Convergencia y Coalición Canaria, amén de la abstención de los separatistas"

"Si el PSOE se la pega en Galicia y Euskadi, a Sánchez y su cuadrilla los van a correr a gorrazos"
Pedro Sánchez y César Luena (PSOE). EP

Si alguien cree a estas alturas que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, va a quedarse quieto a esperar a que se convoquen unas terceras elecciones, que vaya esperando toda esperanza.

Este 18 de septiembre de 2016, Alfonso Rojo explica con todo lujo de detalles cómo el secretario general de Ferraz ha echado sus cuentas y cómo estas le salen para formar su Gobierno ‘Sanchestein’, es decir el conformado por socialistas, podemitas, nacionalistas, amén de la abstención de los separatistas de ERC y de que los bilduetarra se ‘pierdan’ en los pasillos del Congreso justo en el momento de procederse a la votación:

Pedro Sánchez tiene un plan. Y a estas alturas, consciente de que si falla se lo va a llevar por delante la riada, ya le da igual lo aconseje Felipe González, comente Fernández Vara o sugiera desde Andalucía la dubitativa Susana Díaz.

Al secretario general y a su camarilla de la madrileña calle Ferraz les importa un comino que Rodríguez Ibarra anuncie que se marchará del partido si llegan a un apaño con Podemos y los independentistas.

 

Explica cuál es la estrategia a seguir:

Lo suyo se llama ‘Jugada 170’ y es tan chapucero como simple. Se trata de esperar a que Mariano Rajoy termine de quemarse, intentando aglutinar algún voto más de los que tuvo el pasado 2 de septiembre, y entonces, justo antes del 1 de noviembre, la fecha en que habría que convocar terceras elecciones, desvelar a bombo y platillo que cuenta con suficientes escaños para ser presidente. Y sus cuentas dan, porque sumando los diputados socialistas, a los de Podemos, PNV, la antigua Convergencia catalana y el de Coalición canaria salen 170. Bastaría a Sánchez la abstención de los independentistas catalanes de ERC y que los proetarras de Bildu se fueran oportunamente al cuarto de baño, para auparse a La Moncloa por mayoría simple. PP y Ciudadanos, que votarían en contra de semejante engendro, reúnen justo uno menos: 169 diputados.

No obstante, confía en el buen juicio de la representante de Coalición Canaria:

No será sencillo convencer a la siempre razonable Ana Oramas, por muchas concesiones, prebendas, tarifas y descuentos que se ofrezcan a los canarios, pero, salvando ese detalle, el resto está hecho. El independentista Homs ya ha dejado claro que ellos prefieren mil veces a Sánchez que a Rajoy en la presidencia, opinión que comparte el vasco Aitor Esteban. Por lo que se refiere a los de ERC y Bildu, parece claro que siempre van a optar por lo que sea peor para España y cuesta imaginar algo tan desastroso como ese Ejecutivo Sanchestein sustentado en 85 escaños, hipotecado con los periféricos y en precario.

Concluye el columnista de La Razón que:

Queda la duda de si los barones del PSOE se tragarán el sapo, pero eso no lo sabremos hasta dentro de una semana, cuando se vote en Galicia y País Vasco. Si los socialistas se la vuelven a pegar, como indican las encuestas, al osado Sánchez y su ambiciosa cuadrilla los van a correr a gorrazos.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído