Rafael Reina

¡Ni nombrarlo quiero!!!

¡Ni nombrarlo quiero!!!
Rafael Reina. PD

Dije que no tenía que hablar más, pero leyendo algunos de los artículos y comprendiendo los distintos puntos de vista, la verdad es que se me revuelven las tripas de ver el escabeche que ha hecho en el PSOE.

Cuando hace días; dije que sería el fin del PSOE, la verdad que ni yo me lo creía y ni me imaginaba que sería tan dramático para mí, que ni soy de izquierda ni del Centro Izquierda.
Pero es muy doloroso entender el desaliento de tantos miles de personas que forman el soporte del partido y por tantos años, no es justo que después de tanto esfuerzo, vean como se desmorona todo su trabajo y abnegación por culpa de un tarambana egoísta y ambicioso. Lo mínimo que debe tener la gente publica, es un poco de consideración por el daño emocional que pueden hacer y las secuelas que pueden dejar.

La Democracia se basa en gran parte precisamente en esos pilares, los sentimientos y la confianza, el ilusionar primero al pueblo con una idea que sabe es imposible y tener otra distinta para sacarla cuando no hay otra opción, pasa de largo el mentir y el defraudar es una verdadera traición a un pueblo de 5 millones de personas, que se dice pronto.

Como digo; no soy de izquierda, ni de centro izquierda pero 5 millones de personas, me dan mucho respeto, no es una cosa baladí. Creo que tanto los que apoyaron como los que no, deben correr un tupido velo y pensar que no todos los políticos del PSOE, son iguales, no todos son tan falsos y que en la vida (y lo digo por experiencia) no se puede desconfiar de todo, siempre.

El PSOE es un bastión, un muro de contención que evita los envites de la derecha y de la izquierda y es necesario que este en su sitio y fuerte y esa fortaleza se la dan esos 5 millones y otros tantos que emigraron ¡erróneamente! al extremo izquierdo.

Toda buena balanza, debe tener 3 puntos, todos ellos fiables. Podemos no es buen vecino para nadie, ni sus comienzos, ni la estela que ha dejado en otros sitios, ni las experiencias de otras economías de nuestro vecindario, ni sus programas si es que tienen alguno, ni la avidez por el poder ni sus decepcionantes reglas éticas a la hora de buscar financiación, nada en Podemos es de recibo.

Pero en España hay mucha tela que cortar; hay un refrán que dice:
«Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon la tuya a remojar»

Los próximos son los catalanes que están creídos que sus políticos les están diciendo la verdad, que si la muestra del PSOE es lamentable, el descalabro la independencia va dejar a los que estamos viendo en pañales. La desvergüenza de los políticos catalanes merece cárcel. No sé de un fraude político como el catalán en la historia de la humanidad, se han visto en religiones y sectas, pero tener engañada a tantos miles de gentes, está dejando por mentira las palabras de J.F. Kennedy cuando dijo:

«Se puede engañar un persona toda la vida y engañar a un pueblo una vez, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo».

El fraude catalán es uno de los más largos y más urdidos de la historia, se jactan de ser los mejores en casi todo, lástima que lo sean en esto. Han falseado la historia, las cuentas, los votos, solo les falta la geografía.

Tendremos que esperar para eso, mientras tanto; esperemos que el PSOE cure sus heridas y sepa cómo superar las cicatrices, todos los que somos españoles, todos debemos sentirnos agradecidos de pertenecer a la nación más longeva de Europa y también de tener un partido centenario; aunque no comulguemos con sus ideas.

¿Y tu… que dices?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído