Victor Entrialgo de Castro

Contra las cuerdas

Contra las cuerdas
Víctor Entrialgo de Castro, abogado y escritor. PD

Al final del primer asalto, creyó que lo tenía acorralado contra las cuerdas. Crecido y sobrao, delante de todo el país, le lanzó un gancho infamante y oprobioso a la quijada llamándolo indecente y arrojándolo desconcertado fuera del cuadrilátero. En el centro del ring, con los brazos en alto, no podía imaginar el candidato que ese era el principio de su fin.

El defensor del título cayó sobre los periodistas, abriéndose una brecha de corrupción al golpearse contra unas cámaras de televisión, ninguna de las cuales hablaba bien de él, que por entonces las menospreciaba y había dejado en manos de sus adversarios.

Estuvo fuera del ring entre 7 y 8 segundos pero a punto de terminar la cuenta atrás, se puso en pie ayudado por los periodistas de papel. Los socialistas dijeron que el defensor estaba sonao por la corrupción y que por eso debió declararse al aspirante, que era la primera vez que peleaba por el título, ganador por k.o.

Pero el combate no es como empieza, sino como acaba. Y después de la investidura teatrera del candidato, en el segundo asalto, recuperado del susto, el defensor del titulo se subió de nuevo al ring y estuvo ejercitando su juego de piernas.

Advertido entonces por su coach, en lugar de buscar la revancha cuerpo a cuerpo con un candidato desesperado, esperó que éste se metiera en un callejón sin salida, se diera un puñetazo a sí mismo y después de verse contra las cuerdas, se cayese en la lona despanzurrao.

Su auxiliares no tiraron la toalla pero pararon el combate y desde entonces espera agazapado en el rincón con la cara como un pan, esperando el momento de volver al ring dándole al puching ball, ese saco que le pegas con todas tus fuerzas y siempre se vuelve contra ti. De momento, sus sparrings en la Comisión Gestora continúan haciendo piernas con Javier Fernandez, dando vueltas al ring, pero sin tocarse.

Hasta que suene la campana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído