Apuleyo Soto

Tríptico de la debacle morada

Tríptico de la debacle morada
Apuleyo Soto. PD

Entre Iglesias y Errejón
se libra una gran batalla
por saber dónde se halla
cada uno en su rincón.
Mientras el primero habla
mutis hace el segundón.
¿Vencerá al fin el que calla?
¿Triunfará su oposición?

En medio del guirigay
de su asamblearia prole
cualquiera impudicia hay
que les lleva al despendole
y habrá que gemir «ay, ay,
de diferencias nanay»
en vez de hacer ole, ole,
qué carajo, qué caray.

Pues ninguno de los dos
les sirve a los ciudadanos,
sean como manda Dios:
justos, honestos, paganos,
ya que uno del otro en pos
semejan ultramontanos
que dan pajas y no granos,
la madre que los parió.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído