Jordi Rosiñol Lorenzo

De Quijote Sánchez a Pedro Calimero

De Quijote Sánchez a Pedro Calimero
Jordi Rosiñol Lorenzo. PD

Durante más de cien años de vida, el socialismo español a pasado por distintos, cruciales y difíciles avatares, unos pocos de ellos propiciados por factores externos al partido, y otros muchos internos, algo que es habitual en la sórdida dinámica cainita de las formaciones políticas, no es una exclusiva de los del puño y la rosa, como bien reza el dicho, el peor enemigo anda siempre entre las propias filas!

Pero lo que le viene ocurriendo al PSOE en estos últimos tiempos es realmente digno de recibir las dos orejas y el rabo. El espectáculo tragicómico ofrecido en el ruedo a la sociedad española ha sido denigrante, y sobretodo perjudicial para los intereses colectivos, y el impulso al futuro del país.

Craso error elegir a un secretario general, criado y amamantado en las cocinas de Ferraz, cachorros cuya experiencia vital y conocimiento de la realidad, y vicisitudes diarias del resto de los mortales que le rodean es nula, muchachos que con su licenciatura bajo el brazo pugnan por subir los cafés a las plantas más altas del poco edificante edificio de las sedes políticas.

Tantas suelas gastadas en silencio le otorgan al joven, flamante y bien parecido dirigente, un carácter soberbio que antepone el bien común y la supuesta e histórica responsabilidad de estado que nunca debiera poner en peligro el PSOE, en una caricatura grotesca que se mueve a bandazos, golpeándose con las paredes de la realidad como un pollo sin cabeza, indolente obtiene los peores resultados electorales de la historia, y ni así es capaz de pararse a reflexionar.

Hasta que todas las alarmas saltan en las plantas superiores de la madrileña calle Ferraz, las maduras gargantas bien regadas por el café servido se atragantan ante el desbarre estilo podemita de su polluelo, e intentan apagar el incendio a base de cubos medió llenos de agua, junto con alguno de gasolina.

Finalmente, y en el tiempo de descuento, por los pelos, y como si de una película de suspense se tratara, la razón a vuelto al cauce del sentido común.

Y así, en solitario el Quijote Sánchez promete recorrer todos y cada uno de los rincones de la piel de toro, poniendo en escena el sainete, con el recién estrenado personaje del Calimero tocado con medio huevo en lo alto de la cabeza explicará lastimero sus andanzas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído