Manuel del Rosal

Ramón Especular… perdón, Espinar: La dictadura de los incompetentes

Venían a limpiar la política y se llenaron de mierda ya antes de ocupar cargos públicos

Ramón Especular… perdón, Espinar: La dictadura de los incompetentes
Manuel del Rosal García. PD

En cualquier colectivo - nación, empresa, familia - los incompetentes son malos, pero hay algo peor que un incompetente: un incompetente malvado y miserable

Ya desde pequeñitos daban muestras inequívocas de su incapacidad para ser útiles a la sociedad, de aportar algo, de crear riqueza. Algunos de ellos llegados a los 20 años proclamaban que representaban «a la juventud sin futuro», cosa de la que no me cabe la menor duda, pues el futuro se lo fabrica uno mediante el esfuerzo, la dedicación, el trabajo y el mérito. Y eso era demasiado para unos niñitos de papá siempre amparados y, en ocasiones, aconsejados por padres que no le han hecho ascos a remuneraciones opacas. Conocedores de su incapacidad natural para labrarse un futuro tal como hacemos la mayoría de los ciudadanos, se dedicaron a medrar, a medrar en política, en una política que les permitiera vivir del cuento. Para ello les bastaba tener la cara más dura que el hormigón armado, poseer un morro como la manga de un abrigo; no hacer ascos a la sumisión al líder, manipular sin escrúpulos a quienes, o bien por buena fe o bien porque son tontos «pa siempre», les creen y disponer de una lengua impregnada del veneno de la mentira.

Iglesias, valiéndose de su medrar político, levantó casi 100.000 euros iraníes y vive en una vivienda de VPO. Monedero, 450.000 euros chavistas. Echenique pagaba en negro a su asistente. Errejón cobraba becas por no hacer nada. Tania Sánchez contrató a su hermano con dinero público. Y lo último ha sido la especulación con la vivienda pública del niñito Especular…perdón, Espinar.

Todos chapotean en el fango de sus miserias morales mientras pregonan la justicia y, como Ramón Especular…perdón, Espinar, quieren justificar, echando espumarajos por la boca que; sin estar empadronado en Alcobendas, sin haber sido sorteada – le fue concedida a dedo -, sin tener derecho a ella, sin haberla habitado nunca y pagando los 40.000 euros de entrada con un dinero procedente de su familia, fue beneficiado con una vivienda que, inmediatamente que subió su precio en el mercado, vendió con unas plusvalías de 20.000 euros. Las patéticas e hipócritas aclaraciones de Ramón Especular -¡vaya hombre, se me van los dedos a esas letras! – Espinar. (Hay que recordarle a este señor que las excusas en la hipocresía son hipocresía en sí mismas) en su rueda de prensa, son las mismas que sus compañeros, incompetentes sociales tal como él, expusieron en su día cuando les pillaron con las manos en la masa. Y es que todos ellos están cortados con el mismo patrón. El patrón de la miseria moral, la ausencia de ética, la falta de escrúpulos, la tendencia innata a vivir del cuento y una carga descomunal de odio, rencor y resentimiento a todo y todos los que no comulguen con sus piedras de molino.

Tienen todos ellos otra característica en común: son sepulcros blanqueados limpiados por fuera con lejía El Conejo para que, ante los demás brillen, mientras en su sepulcral interior están comidos y corroídos por las larvas y los gusanos de su miseria moral. Añadamos a esto el común fariseísmo del que están revestidos para considerarse con todos los derechos a insultar, calumniar y ofender, sin admitir ni la más mínima contestación por quienes son ofendidos, calumniados e insultados. Y se quedan estupefactos cuando alguien les devuelve los insultos a ellos; los puros, los limpios, los impolutos más falsos y más hipócritas que ha habido desde que se instauró la democracia en España.

La hipocresía de Ramón Espec…¡Espinar! queda reflejada en estas dos frases: «El objetivo final de la promoción de vivienda pública no es venderla» «Hay que pasar de concebir la vivienda como inversión-pelotazo a pensarla como derecho». Esto lo dijo cuando ya se presentaba ante los ciudadanos como el Robin Hood de la política y tras haber especulado obscenamente con la VPO que recibió tras la gestión de su papá en el ayuntamiento de Alcobendas. En cuanto a su incompetencia, baste ver los logros que ha conseguido para mejorar las condiciones de vida de los españoles en general y de los madrileños en particular.

Estos nuevos políticos representantes de las más viejas políticas, son los que quieren implantar en España una DICTADURA DE LOS INCOMPETENTES MALVADOS Y MISERABLES.

Toquemos madera y crucemos los dedos.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído