Manuel del Rosal

Carta abierta a Irene Montero y su máquina de fango

Carta abierta a Irene Montero y su máquina de fango
Manuel del Rosal García. PD

El fango se forma por una mezcla de agua y tierra que, con el paso del tiempo se va degradando. Pero este es el fango físico, ese que todos hemos pisado en alguna ocasión. El otro fango es el fango moral que resulta de una mezcla de miseria moral, mezquindad, ruindad, mentira, manipulación, cobardía, vileza. Infamia, villanía… Este es el fango, Irene Montero, que Podemos viene produciendo y pisando desde el minuto uno en que irrumpió en la política.

No, Irene no. El fango no es de quienes hemos dicho la verdad sobre su compañero Espinar, el fango es del propio Espinar que, aprovechando ser hijito protegido de su papi, especuló indecentemente con una VPO mientras se presentaba como el adalid en defensa del derecho a la vivienda. Cada vez que hablaba sobre el derecho a la vivienda producía toneladas del fango mucilaginoso de la hipocresía. Es la misma actuación que usted y todos sus compañeros tuvieron en el caso de los 450.000 euros de Monedero, del pago en negro de Echenique el de «chúpame la minga dominga», de los pagos iraníes y venezolanos a Pablo Iglesias, de las becas sin dar un palo al agua de Errejón; actuación que consiste en esparcir mediante un ventilador enorme todo el fango pútrido que producen las letrinas y alcantarillas de su partido para manchar a los demás. Son ustedes, señora Irene Montero, los que han articulado una máquina infecta de fango moral, ese fango que resulta de la mezcla de lo más miserable: aprovecharse de las necesidades de los ciudadanos, de su indignación, de sus carencias, de sus instintos más primarios para prometerles lo que, usted Irene, y todos sus conmilitones saben que nunca podrán cumplir. Su máquina del fango moral no para de producirlo porque usted sabe que ese fango, ese légamo, ese pus se introduce en los ciudadanos que les creen; que creen que, si ustedes y su máquina del fango moral alcanzan el poder, todos los problemas de España y de los españoles desparecerán; cuándo lo cierto es que su máquina infecta, hedionda, nauseabunda, que fabrica la más indecente y obscena manipulación populista-comunista de manual agitpro, ha sido diseñada por usted y sus compañeros de cabila tan solo para alcanzar el poder.

Señora Irene Montero. Sí, sí existe una máquina del fango. Usted. por una vez, tiene razón, lo que pasa es que esa máquina no produce el fango físico de la mezcla entre agua y barro; esa máquina produce el más cancerígeno y neurotóxico fango que existe: el de la manipulación del ciudadano para alcanzar el poder. En otra cosa también se equivoca – usted lo sabe – La máquina de fango no ha sido diseñada, ni fabricada, ni puesta en marcha por «la casta», esa de la que usted y todos sus compañeros enfangados renegaban y criticaban y a la que ahora pertenecen sin hacerle el más mínimo asco; ha sido diseñada, fabricada y puesta en marcha por usted y sus compañeros populistas-comunistas siguiendo fielmente las instrucciones de los manuales oscuros que dormían en las catacumbas de la historia, esa historia a la que usted y sus compañeros enfangados quieren hacer retroceder a España.

Y acaba de aparecer otro indecente de Podemos que, ganando 49.000 euros anuales siendo portavoz de su partido en Pozuelo de Alarcón, se apunta a la promoción de vivienda en alquiler para jóvenes menores de 35 años. Me imagino, señora Irene Montero, que usted y sus compañeros ya habrán puesto a funcionar el ventilador de su máquina de fango para arrojar toda clase de improperios a la «casta» a los «poderosos» que no entienden que un pobrecito que gana 49.000 euros anuales le quite la vivienda a una familia necesitada y que además ¡joder! pertenece al partido del pan y la justicia, nada menos que a Podemos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído