Rafael Reina

Estados Unidos regresa al pasado

Estados Unidos regresa al pasado
Rafael Reina. PD

Hoy tenemos unas manifestaciones en las calles de Los Ángeles, Portland, San Francisco, Chicago, New York, y muchas otras más, que no son tan numerosas como dicen y que se han formado a través de Tweeter, como casi todas las manifestaciones que se hacen ahora, la duración es lo que es sorpresivo, algunas llevan casi 8 horas aunque son de diferentes personas, unos viene y otros van y el número que se estima más numeroso ha sido en New York y Chicago (sorpresivamente no ha sido San Francisco) con algo más de mil jóvenes.

Pero es curioso que internacionalmente, las protestas de carácter izquierdista siempre tienen un denominador común, la falta de banderas nacionales y los razonamientos que siempre se dan a esa regularidad, son algunos como; somos ciudadanos del mundo, las banderas no representa mis sentimientos y otras ingeniosas frases.

Pero sí que hay banderas de otros países, España por ejemplo, es curioso que un español o alguien que se siente representante de España, (de la izquierda de España claro), exhiba una bandera española y que no se haga lo mismo en España.

Otras banderas frecuente son las representante de algún país árabe (digo algún porque solo tiene los colores y falta el escudo central), ¿qué significa? ¿Son los países Árabes de izquierda?

De momento son muy pacifica a excepción de algunos que han sido arrestados por salirse un poco de la línea. (No por decir barbaridades, pero por hacerlas).

Pero los Soros-Medios hacen un extenso y especial informativo casi en exclusividad por CNN.

Pero está muy bien, es parte de los derechos democráticos (cuando se trata de la izquierda claro), la derecha no tiene derecho nunca a manifestarse y de hechos son contadas las veces que lo hace y si lo intenta, no la dejan.

Hoy el New York Times ha pedido disculpas por haber dado una información sesgada (durante mas de un año) de la campaña del Sr. Trump, muy tarde pero le honra el detalle. Claro que no arregla el daño que ha hecho, en las calles hoy hay vociferantes estúpidos y estúpidas, que van gritando a pleno pulmón «Hay que defenderse» – «Tenemos que atacar» – «Hay que matarlo» y otras animaladas como esas. Pero son gentes que muy poquitas luces, gentes que para los medios es facilísimo movilizar, pero que no es tan fácil desmovilizar, son gentes que cuando ven que se han quedado solas… los puros demonios le entran en el cuerpo (Bombas de tiempo). Estamos persiguiendo a desalmados que se dedican a reclutar, descerebrados para ser Jihadistas, y los periódicos, las radios, la televisiones, están (o estamos) haciendo tres cuartas partes de lo mismo.

Estados Unidos, se diría que está regresando a sus orígenes.

Una cosa que no podía entender cuando llegue a este país, fue su forma de elegir a su presidente, no podía comprender como un país tan profundamente democrático, no eran los votos populares los válidos y en su lugar eran los dispares votos electorales de los estados.

Pues ahora no me cabe duda, de que los fundadores de este gran país, estaban muy inspirados pero muy bien inspirados y que yo tengo la fortuna y el privilegio de vivir en este país cuando esto esta aclarado. Aunque para muchos nacidos aquí, no lo tengan tan claro.

El pueblo de Los Estados Unidos, como el resto de pueblos de naciones democráticas, ha estado bajo una tiranía de facto, ejercida por un grupo de gente elitista, que no se han formado así, pero que se han deformado a través del tiempo, que han creado un casta, dedicada a embelesar nuestros oídos, a decir lo que no dicen a torcer la verdad hasta el punto de hacernos perder el Norte, una elite que es accesible de alcanzar por todos, con la sola condición de «VER, OIR y CALLAR», pero que ha perdido los principios genéticos de su propósito.

Con toda seguridad, los padres de la Democracia, tenían en el diseño el concepto de respeto y fidelidad a esos principios, esos principios que precisamente están ahora internacionalmente obviando.

Quizás este cambio no sea una vacuna contra el mismo mal, quizás solo sea una cura para comenzar de nuevo, para otra época de cambio de color periódico, como si del péndulo de un reloj de pie se tratara o quizá tengamos suerte y los gobierno cambien y comprendan que no están para gana ellos, pero para que ganemos nosotros, que no se trata de luchar entre ellos pero de luchar por nosotros.

Yo no sé si el Sr. Trump viene para negarse a pagar este nuevo «Impuesto del Te». Yo no sé si el Sr. Trump está tan inspirado como lo estuvieron los fundadores de este gran país, solo espero que si lo este, por el bien de todos, porque bien podría ser la solución al problema global.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

ALMACENAMIENTO EXTERNO

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído