Salvador Monzó

Soy y tan solo

Soy y tan solo
Salvador Monzó

Yo ya he dicho muchas veces
Que no se pueden pescar
Ni conejos en el mar,
Ni en el monte cazar peces,
Ni siquiera por azar;

Caminando entre heces
De pocilga o muladar,
Por más que se eleven preces,
No se pueden encontrar
Ni rosas ni azahar;

Dando a la historia un repaso,
Que anochezca a la aurora
Y amanezca al ocaso,
No se ha dado aún el caso,
Por lo menos hasta ahora;

Aunque mi seso es de mulo,
Sé dónde plantar el pino
Y sé que se llama culo,
Aunque esté harto de vino,
Por donde amarga el pepino;

Siendo que no se está para
Chanzas, sé cuál es mi mano
Derecha, y de la cara
Un ojo sé por lo sano
Que no es el ojo del ano;

Los Políticos el rastro
Siguen de Rita y el Castro,
Haciendo de él tan enredo,
Que hasta incluso da miedo
Cómo mullen su camastro,

En zarzas o en viñedo;
No soy jarrón de alabastro,
Pero tampoco un bledo:
Soy tan solo un poetastro,
Que no me chupo el dedo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído