Manuel del Rosal

¿Democracia?… Depende

¿Democracia?... Depende
Manuel del Rosal García. PD

«La gente piensa que votar izquierda nos traerá la desaparición de la gripe, que los maridos y las mujeres dejen de ser infieles, que el trigo crezca con más rapidez y los niños obtengan el doctorado a los 13 años» Esto ya lo decía en 1930 el Nobel de Literatura Sinclair Lewis.

Yo añado que, según la óptica de las izquierdas varias, la democracia solo lo es cuando los ciudadanos votan izquierdas. A lo largo del último año hemos tenido dos ejemplos de lo que digo; uno en España y otro en Estados Unidos. En España, Rajoy y con él el PP, ha venido ganando las elecciones con el voto depositado libremente en las urnas por los ciudadanos, sin embargo, lo primero que se apresuraron a decir los de izquierdas a través de las redes sociales, de los periódicos, de las radios y de las cadenas de televisión izquierdosas fue que «la democracia había sido asaltada» que «democráticamente» Rajoy no podía ser el presidente porque lo sería por «Un golpe de Estado». Se llegó a decir que «no merecía ser presidente», como si el serlo dependiera de cosas ajenas a los votos que libremente los ciudadanos ponen en las urnas.

Las elecciones celebradas hace unas semanas en Estados Unidos no han sido «democráticas» porque los norteamericanos, en el libre ejercicio de su derecho al voto, han elegido a Donald Trump. Según la izquierda de allí, es decir, los demócratas; y las izquierdas de aquí, si hubiera ganado Hillary, sí habría ganado democráticamente y Estados Unidos habría dado al mundo otro ejemplo de democracia. Ha habido manifestaciones con lemas como «Trump no es mi presidente» cuando lo que debería decir era «Trump no es el presidente que yo he votado», Bueno, que vamos a hacer. Trump, al igual que Rajoy, ha sido votado libremente en la democracia más consolidada del mundo. A esto hemos de añadir que, según los medios afines al lateral izquierdo, los votantes de derechas son tontos, analfabetos y tienen cola y cuernos, mientras que los votantes de izquierdas son listos, con un nivel cultural – no hay más que ver cómo se comportan y hablan – por encima de la media y tienen alas como los ángeles. Bueno, de momento y durante cuatro años en EEUU van a gobernar los que tienen cola y cuernos y en España – aquí no sé cuánto tiempo – también.

Según las izquierdas, el mundo está dividido en dos clases de personas: las que son o votan izquierdas y las que son o votan derechas. Una vez hecha esta maniquea división, las izquierdas buscan desde siempre la desaparición de la derecha para así instaurar ese régimen que nos llevará a todos a vivir en un país de cuento de hadas. Las fuentes manaran leche y miel, los árboles producirán toda clase de frutos al alcance de todos con tan solo alargar la mano, las lluvias y las sequias serán controladas por decretos leyes, el trabajo desaparecerá para todo aquel que quiera apuntarse a recibir una renta vitalicia. Los notarios se arruinarán porque no existirán las hipotecas a firmar, ya que los alcaldes como Carmena y Colau darán vivienda gratis a todos. Los grandes almacenes como el Corte Inglés tendrán que cerrar porque los tops manta, libres de impuestos y de cualquier traba administrativa, se extenderán como hongos por las calles de las ciudades ofreciendo sus productos mucho más barato que en el centro comercial. Los niños podrán pasar todos los cursos hasta el instituto, aunque no sepan dividir, confundan un mamífero con un pollo o crean que un insecto es Spiderman. Y así hasta una lista interminable de cosas con la que demostraran que la izquierda es la única que posee el suficiente bagaje moral y está tocada por el dedo divino para poder ganar todas las elecciones «democráticamente». Toda elección ganada por la derecha, no habrá sido ganada democráticamente porque la izquierda no puede comprender que se vote a quienes no se lo merecen, que son tontos y analfabetos, pudiendo votarles a ellos que son los únicos que se merecen ganar las elecciones, los únicos listos y los únicos culturizados.

La democracia, según la óptica izquierdosa, existía en España hasta la llegada de Rajoy, en USA hasta ganar Trump, en Alemania no existe; si en Francia donde gobierna Hollande y, por supuesto, la democracia alcanza niveles nunca sospechados en Venezuela y Cuba cuyos votantes son los más inteligentes del mundo y cuyos gobiernos han hecho de esos países el paradigma de la riqueza, los derechos humanos, la igualdad y el bienestar para todos sin excepción.

¿Existe la democracia? …Depende

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído