Jesús Millán Muñoz

Crisis de la filosofía, crisis de Hispania, crisis de Occidente

Crisis de la filosofía, crisis de Hispania, crisis de Occidente
Jesús Millán Muñoz. PD

Partimos del axioma o principio o fundamento de que si una sociedad o un pueblo no tiene suficiente conocimientos filosóficos o de cuestiones filosóficas mínimos, sean morales, sean metafísicos, sean sociopolíticos, etc., ese pueblo o esa sociedad no tiene suficientes fundamentos para los organizar y sostener la realidad, sean coyunturales o accidentales o esenciales o estructurales a nivel político, económico, familiar, psicológico, social, personal, estatal, etc.

1. Podríamos pensar que a menor conocimiento y práctica de una filosofía mínima adecuada o más verdadera, los individuos y las sociedades y los pueblos y los Estados tendrán más posibilidades de entrar en crisis, crisis sociales o políticas o económicas o culturales o…

Dicho de otro modo todo el edificio sociopolítico, tiene sus bases y sus fundamentos en cuestiones metafísicas, filosóficas, religiosas, espirituales…

Partimos de este primer principio, sobre esas bases metafísicas-religiosas-filosóficas-morales-éticas mínimas o esenciales, que son los grandes pilares de las civilizaciones, cada uno las tiene puesta en diferentes o diversos fundamentos, sobre esos pilares se edifican después la historia, la cultura, la economía, la política, la sociología, etc. E incluso la sociedad y el Estado.

Esos fundamentos o pilares que quizás apenas se perciben, pero que están detrás de todo, es lo que constituye la esencia o fundamento o pilar o principios de una sociedad-civilización… Por ejemplo, usted puede «percibir que millones de mujeres trabajan y llevan una vida con casi igualdad de derechos a los hombres, o usted puede percibir que en su sociedad hay cientos de miles de empresas, etc.».

Esos derechos o realidades diríamos que son el tercer o cuarto piso del edificio sociopolítico, pero el fundamento de todo ello estaría en la concepción de igualdad y libertad. Esas concepciones no son iguales en todos los sistemas culturales o macroculturales, estos fundamentos en Occidente tienen su base, en la herencia grecorromana, y en la herencia judeocristiana. Es decir, sucintamente, «que toda persona tiene alma inmortal y por tanto es esencialmente igual a la otra, aunque sus circunstancias sean muy diferentes», y que «toda persona esencialmente es libre, libre incluso ante Dios, optar a aceptar a Dios o no aceptarlo, y si es libre para eso, es también libre en multitud de campos de la realidad…». Kant, seculariza este principio indicando la «dignidad de la persona humana, de cada persona humana».

Por tanto, aunque a usted no le parezca importante, usted percibe el gran edificio de la sociedad, del Estado, del desarrollo económico y tecnológico, de la enorme libertad de Occidente de todos los individuos y concretada en multitud de campos y áreas, y materializada en multitud de tipos de igualdad y de libertad… Pero no existirían todos esos artilugios culturales, si no hubiese una fundamentación profunda en grandes pilares… y los pilares, son la ética-moral correcta mínima, la religiosidad-espiritualidad mínima, la filosofía-metafísica mínima.

2. Teniendo en cuenta lo anterior, nos encontramos que en estos dos últimos siglos, por poner un tiempo cronológico, especialmente en estas últimas generaciones, ha existido una pinza con cuatro pinchos que ha ido socavando los profundos y auténticos pilares de Occidente, de Europa y de Hispania… A nivel teórico y a nivel práctico, se ha «relajado», por decirlo con un verbo y sustantivo débil y suave, los mismos pilares de la misma civilización, en el siguiente orden de cosas o aspectos, tanto a nivel individual, social, colectivo, estatal, etc., y nos hemos abocado nosotros mismos a una de las mayores crisis que la misma Europa y Occidente y España está sufriendo:

– Hemos socavado la religiosidad-espiritualidad de siglos, que es o era una de los fundamentos de toda la civilización. Se estuviese de acuerdo o no, la filosofía cristiana ha sido el fundamento y el pilar de todo el edificio de Europa y de Occidente, sea en las formas o interpretaciones de las iglesias ortodoxas grecorusas, sean en las formas luteranos-calvinistas del Norte y centro de Europa, sean en las formas católicas romanas en el sur de Europa, etc.

– Hemos socavado la moral-ética, esencialmente aristotélica-tomista que durante siglos ha sido el fundamento de la civilización, las grandes líneas y los grandes nervios. Combinado con los aspectos de religiosidad. Por lo tanto, pueblos y sociedades, familias, entidades sociales de todo tipo, individuos, colectivos y Estados se han quedado desnudos…

– Hemos socavado las «buenas y grandes costumbres sociales», en nombre de la libertad y de la autonomía, costumbres sociales y culturales, que se habían desarrollado y evolucionado durante siglos y milenios, que eran buenas, no digo las que fuesen malas o negativas, se han ido deteriorando de tal modo, que ya es casi imposible ponerlas de pie…

– Y ahora diríamos la última muralla que quedaba, que es el fundamento filosófico, tanto a nivel teórico y práctico, se está deteriorando, en algunos países y sociedades, se está reduciendo el horario de la enseñanza de la filosofía, a nivel curricular, y por supuesto, en general, la población no lee suficiente filosofía, una mínima filosofía, y conoce cada vez menos filosofía, aunque sea mínima, al menos en elementos o áreas esenciales, sean morales-éticos, sean filosóficos-metafísicos, sean sociopolíticos filosóficos, etc.

3. Si se juntan los cuatro, diríamos pilares o fundamentos de una civilización-sociedad-país-Estado con enormes repercusiones en la teorización y forma práctica de actuación de individuos y de entidades sociales (familia, escuela, empresa, entes de todo tipo, etc.), nos encontramos que hemos lanzado a generaciones de seres humanos desnudos a la lucha de la vida, y por tanto, sin un «mínimo y suficientes fundamentos o pilares éticos-morales, religiosos-espirituales, costumbres-culturas correctas, filosofía-metafísica», el ser humano y la sociedad-civilización-cultura-Estado es irremisible e imposible que no estén y no entren en crisis. Crisis que después se concretizará en multitud de temas o cuestiones personales, familiares, sociales, económicos…

Puede que la economía, la política, la sociedad, la tecnología, la ciencia durante varias generaciones por inercia sean capaces de medio soportar la presión, pero al final, el edificio de esa sociedad-civilización acabará derruyéndose bajo su propio peso, porque esa misma sociedad o civilización ha socavado sus fundamentos o pilares, que son siempre en toda entidad sociopolítica y estatal y civilización, la argamasa y el cemento que une todo, es la ética-moralidad-metafísica-religiosidad-espiritualidad-filosofía… Nos guste o disguste… Además de las presiones exteriores que existan, adrede o no adrede para que se derrumbe un conjunto de Estados-sociedades-civilización…

Qué es lo último que se está haciendo en Europa y en Hispania, reduciendo el último baluarte que queda medio en pie, reduciendo la enseñanza de la filosofía, en los sistemas educativos oficiales… Es como si esta civilización-sociedad-cultura-país se quisiera suicidar o autosuicidar colectivamente, es como si hubiese entrado en un proceso de autodestrucción… el último fundamento que todavía puede sostener a la civilización, porque los otros, éticos-morales, religiosos-espirituales, culturales-costumbres, en muchos sentidos están en una enorme y profunda crisis y deterioro, lo último que queda, es que millones de individuos sepan un poco de filosofía, unos mínimos rudimentos de filosofía, en la última Ley Orgánica de Educación reducen las horas de su enseñanza… es decir, lanzamos a millones de individuos a y en la lucha de la vida desnudos, frente al calor de cuarenta grados, frente al frío de menos diez grados… Aplausos a las grandes mentes que diseñan el presente y el futuro de las sociedades-Estados de Occidente-Europa-Hispania.

4. Solo queda hacerse una última pregunta: ¿Vendrán otras culturas que tienen todavía sus fundamentos morales-éticos, religiosos-espirituales, costumbres-culturas, filosóficos-metafísicos bien consolidados y terminarán borrándonos del mapa o quedando en segundo lugar o como una minoría al cabo de varias generaciones…? ¿Y el sueño de Europa, el sueño de Occidente, el sueño de Hispania irá muriendo poco a poco, y cuándo ya esté medio muerto, cosa que yo no veré, las grandes mentes y grandes estadistas se preguntará por qué Europa ha muerto o ha languidecido, por qué los grandes ideales de Europa, los grande sueños de Europa han casi muerto…? ¡Pues aquí tienen la respuesta… o al menos, una de ellas…! ¿¡Por que el vacío de pilares-fundamentos socioculturales no existen, siempre es llenado-rellenado por otra u otras culturas-ideologías-filosofías-civilizaciones-macrovisiones…!?

¿Qué hacer para no caer en un pesimismo tan atroz? ¡¿Pues es fácil, enseñen al pueblo, otra vez una mínima ética-moral correcta y adecuada basada en la tradición de siglos, enseñen al pueblo una mínima religiosidad-espiritualidad basada en siglos de evolución en Europa, enseñen al pueblo una mínima costumbres-culturales que es el fruto de la evolución de siglos, y enseñen al pueblo un mínimo de filosofía-metafísica-moralidad de forma reglada en los sistemas educativos…, y quizás así el sueño de Europa, el sueño de Occidente, el sueño de Hispania no muera…!? ¡Creo que todavía estamos a tiempo, pero quizás dentro de dos o tres generaciones quizás ya se llegue, se llore demasiado tarde…!

https://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído