Rafael Reina

Alfombra Negra par D. Trump

Alfombra Negra par D. Trump
Rafael Reina. PD

EL apoyo republicano a las medidas tomada por el gobierno de Obama, hacia Putin y su gobierno, están basada en la admisión general de que la publicación de los e-mail internos del partido democrático han sido el resultado de un hacker por parte del gobierno ruso y no a una filtración voluntaria de alguien dentro del partido democrático, descontento con la traición a «su» aspirante a la presidencia Bernie Sanders.

Es muy posible que llegado el momento, cuando se aclaren los medios, las fuentes y las razones, tanto republicanos como demócratas, tengan que dar varios pasos atrás y recoger velas.

De momento, lo que está bastante claro es que en los informes de FBI y DSN se mezclan los dos asuntos más dañinos para el partido democrático y el gobierno de Estados Unidos, la aparición de los e-mails internos del partido democrático y el uso de una server privado por parte de la Senadora H. Clinton.

Y lo que es muy probable, que de ser verdad las sospechas de subrepticias tramas para cambiar las voluntades de los electores demócratas, el partido democrático reciba un varapalo similar al de PSOE español.

Las líneas de coincidencia no puede ser más paralelas, un aspirante sin verdaderas cualidades, un partido dividido, un programa de gobierno que no es atrayente, un país descontento con la situación… Todos los elementos necesarios para una catástrofe como la del PSOE. Un legado que será muy difícil de superar en los años venideros.

Pero lo predominante en las últimas semanas es la intención por parte del Presidente saliente, de evitar que los primeros días sean fáciles para el novato aunque con ellos sea el país entero el que sufra las consecuencias.

Una muestra más de lo poco que les importan a nuestros políticos nada que no sea sus propios bolsillo y una muestra mal de los infame los medios cuando se trata de confundir al pueblo. Si es importante que un país extranjero, una vez más este espiando a otro, sea por teléfono, por Internet o directamente en el país, no es menos importante la tremenda corrupción que existen entre los propios partidos políticos y interiormente en los partidos.

Ríos de tinta corrieron cuando se descubrió el espionaje del Watergate; hoy, los titulares no citan ni de casualidad, que el Senador aspirante Bernie Sanders, un hombre, con un pasado extraordinario, una honradez comprobada por décadas, una experiencia muy superior a su contrincante, un programa mas amplio, visionario y progresivo, un apoyo incondicional de una mayoría, una mano tendida a los verdes y los independientes, se urden convenios para deslegitimarle y descabalgarle, para dejar paso a una aspirante que lo único que tiene a su favor, es el ser mujer y llevar el apellido de su marido Hilary Clinton.

Hay quien señala con no poco acierto, que de no ser así y de tener que esperar al 2020, ni tendría las energías físicas que hoy ya les fallan ni el poder para enfrentarse a la que seguramente también sería su contrincante, otra mujer que también porta el apellido de su esposo, Michelle Obama. Un hueso demasiado duro de roer para la ya anciana.

Pero si el «Karma» verdaderamente existe, si lo que se siembra se cosecha; la aclaración de las filtraciones, los hackers, los reportes y toda la trama, como en un final de Tele-Novela, de den en un ultima capitulo posterior a la toma de poder por parte del nuevo presidente, las revelaciones del gobierno ruso y la publicación de los e-mail privados de la ex senadora y aspirante a la presidencia.

¿Que pasara, será Rusia en verdad? – ¿Qué dirán los e-mail secretos? – ¿Sera juzgada la Senadora?

—————————————————
Rafael Reina C

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído