Santiago López Castillo

La cruz de los caídos

La cruz de los caídos
Santiago López Castillo. PD

Para mí que esta recua de podemitas, juntos podemos, y de paso nos tiramos un pedo, están exorcistados. Ven una cruz y salen corriendo cuando no dando brincos por los empellones que les produce el espíritu maligno que llevan dentro. Tienen el mal en el cuerpo. La cruz de los caídos les transporta al Valle de los Caídos, maldito Franco, cuando allí están enterrados los cuerpos de uno y otro bando. Y el monumento lo hizo un republicano llamado Juan de Ávalos, escultor magnífico, majestuoso, que, por cierto, tenía un hijo que era olímpico español en la práctica del tiro al plato.

Bueno, pues esta grey de cutres, encabezada por ese ser que me recuerda a Stphen Hawsking, pobrecillo, y lo digo sin compasión y mucho de admiración; estas gentes no paran de agredir al Rey, se rasgan las vestiduras y luego se lamentan por lo que dice el monarca, que es nuestro Jefe del Estado, al que siempre ponen a parir y la desconexión de los cojones y el derecho a decidir. Que no es el monarca de todos los españoles, bueno; y menos de ustedes, mamarrachos, que alientan la guillotina y la foto del Rey en llamas. ¿Y quieren hacer suya la aseveración de su progenitor cuando dijo, desafortunadamente, hablando se entiende la gente?

Ustedes, anticapitalistas, gente «bien», bien venidos al paraíso del trinque, estáis poblando los pueblos de la sierra madrileña. Perro-flautas, con perdón de los canes. Llenáis las terrazas de chopitos y berberechos, marchando. Y me parece bien, pero no os contradigáis. Vivís en viviendas unifamiliares y algunos tienen casi media docena de inmuebles (todo para el pueblo pero sin el pueblo). Desconocen la historia antigua, moderna y contemporánea. No saben de nada. El otro día oí decir a uno de estos patanes -sería en la 4, la 5, la 6, mambo- que España no había conquistado el nuevo mundo. Que eran invenciones fascistas. Joder, qué tíos. Y siguen vivos. Fíjese bien: usted no habría nacido, so imbécil. Con tanta propensión al aborto, la cultura de la muerte.

Mas me desvío. Ustedes viven obsesionados con Franco. Es el malo de la película. El que hizo una clase media, y la Seguridad Social, y los principales hospitales y los pantanos porque sin agua se mueren los peces en el río. El propio Carrillo, al llegar a España, en una de mis amplias entrevistas, me confesó que la revolución comunista no procedía al tener nuestro país un alto nivel de vida llegando a la novena potencia industrial del mundo. Con todo y con eso, estos podemitas sueñan con derribar la Cruz de los Caídos. Y no pararán hasta que lo consigan. También andan con el Arco del Triunfo. ¿Que por qué? Porque se ganó una guerra, merluzos.

La puñetera memoria histérica desconoce que el Valle de los Caídos es el monumento más visitado de la geografía hispana. Anda por trescientos mil y pico de visitantes anuales. Y que la cruz es el símbolo de los cristianos. La civilización, el progreso, Occidente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído