Jaime González

Si Rajoy fumara puros…

Si Rajoy fumara puros...
Jaime González. PD

Si la frase que este 9 de enero de 2017 pronunció en Valencia José María Aznar, en medio de un clima de inusitada expectación mediática -«la estabilidad presupuestaria y las reformas no son una opción, sino un imperativo»-, la hubiera pronunciado Mariano Rajoy, el arriba firmante no estaría comentando lo que resulta una obviedad, pero como cada vez que habla Aznar sube el pan, aquí me tienen de nuevo interpretando lo que algunos entienden que es una desautorización en toda regla de la política económica del Gobierno.

Tal vez lo sea, pero de ahí a cocinar una encuesta -con exceso de picante- en la que un eventual partido liderado por el expresidente del Gobierno se convertiría en cuarta fuerza y le haría un roto al PP hay un trecho muy largo.

Comprenderán ustedes que no pierda el tiempo en mirarle las tripas a un sondeo que tiene más de globo aerostático que otra cosa. Los aerostatos modernos utilizan helio, un gas inerte que no arde, de modo que si no hay riesgo de incendio lo mejor es contemplar como el globo asciende y se pierde al entrar en la estratosfera.

Aznar hace política para poner en valor su fundación, y si para ello tiene que desmarcarse y cantarle las cuarenta a Rajoy, pondrá sus convicciones al servicio de FAES por un principio básico de rentabilidad: el «think tank» que preside es un trasatlántico de ideas que ha cruzado los mares y se ha convertido, además de en una cualificada factoría de pensamiento, en un legítimo negocio, lo que es muy meritorio y muy indiciario de que su futuro no pasa por volver al ruedo patrio de la lucha partidaria, sino por ir conquistando mercados.

Cada vez que abra la boca, algunos continuarán cocinando encuestas con exceso de picante, pero Rajoy seguirá sin inmutarse: si no hubiera dejado de fumar estaría disfrutando a estas horas de un puro del diámetro de una tuneladora del metro.

La intervención de Aznar en Valencia me sirve para comentar la que tendrá lugar el próximo jueves y las que vendrán en fechas posteriores, pero como cada día tiene su afán permaneceré muy atento a sus palabras, no vaya a ser que me pierda algo y cualquier mañana de estas me levante sin haberme enterado de que Aznar va a crear un partido que se convertirá en cuarta fuerza y le hará un roto al PP.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído