Ramón Pérez-Maura

Donald Trump: el tiro por la culata

Ningún medio de comunicación ha podido confirmar ni una sola de las acusaciones contra el presidente electo que hay en ese informe

Donald Trump: el tiro por la culata
Ramón Pérez Maura. PD

EL pasado miércoles asistimos a la primera rueda de prensa del presidente electo de los Estados Unidos.

A Donald Trump le cayeron bofetadas en los dos carrillos por parte de los medios europeos, especialmente los españoles.

Pero la clave no está en cómo interpretamos sus palabras aquí, sino en cómo fueron acogidas allí, por sus electores, que son los que le han llevado a la Presidencia.

Una de las cosas más comentadas -y criticadas- fue su negativa a dar la palabra al reportero de la CNN.

Jamás apoyaré que un político niegue el derecho a preguntar por parte de la prensa. Pero, dejando a un lado mi corporativismo, analicemos un poco más lo que sucedía ahí. La CNN había sido la víspera el primer medio en hablar sobre la existencia de un «informe» sobre Trump que llevaba meses circulando.

Y como no detalló sus contenidos, horas más tarde, «BuzzFeed», un portal basura de internet -no sólo hay de esos en España- daba el contenido íntegro del supuesto «informe».

Cuatro días después ningún medio de comunicación ha podido confirmar ni una sola de las acusaciones contra el presidente electo que hay en ese informe.

Ni una. Lo que, teniendo a toda la prensa mundial escrutándolo, dice mucho de la veracidad de la sarta de acusaciones que hay en esas páginas, muchas de las cuales han sido aireadas sin pudor en medios de todo el mundo.

En ese contexto, sorprende un poco menos que Trump negara la palabra a la CNN. Y si, además, se sabe que muchísimos norteamericanos creen que la CNN es una cadena de una tendenciosidad extremadamente hostil contra Trump, se comprenderá mejor por qué no hubo ni un solo reportero en aquella rueda de prensa que mostrara solidaridad con el colega de la CNN.

Quizá otros periodistas españoles quieran dar clases de ética periodística a nuestros colegas norteamericanos, pero no seré yo quien vaya a dar esas lecciones a Estados Unidos.

Este informe contra Trump hablaba, entre otras muchas cosas, de una reunión en Praga entre el abogado del presidente electo, Michael Cohen, y unos emisarios del Kremlin para lograr su respaldo al candidato republicano -lástima que en realidad Cohen no haya salido de Estados Unidos en los últimos años y el día de autos estuviera en California viendo un partido de fútbol americano en el que jugaba su hijo. Este tipo de noticias falsas no surgen de la nada. Siempre hay una intencionalidad muy bien fundada para crearlas.

Lo que quizá no sean capaces de medir o valorar adecuadamente sus autores es hasta qué punto están reforzando a Trump con ellas.

El que esa basura se difundiese la víspera de su primera rueda de prensa ha reforzado inmensamente al presidente electo y sólo ha dañado a los medios que le son más hostiles. Y los que lo han difundido. Les ha salido el tiro por la culata. No paramos de mejorar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído