Apuleyo Soto

Cambio de sexo de la semana

Cambio de sexo de la semana
Apuleyo Soto. PD

Empecemos por la luna,
una opaca luminaria
en la luz del orosol
pulcramente reflejada.
Pues la mujer ama al hombre,
sigamos ahora por marta,
esa mártir de los martes
guerreros donde los haya.
El miércoles se hace miércolas
en su condición de dama,
así que démosle sitio
en medio de la semana.
Al jueves ponemos juevas
y de esa forma está echada
la suerte a favor de féminas
con el chocho entre las cachas,
convirtiendo los ovarios
de siempre en ovarias, vaya.
Al viernes le transformamos
en viernas despelotadas
y llegamos hasta el sábado,
que ya llamaremos sábada
para acabar en dominga
y no en domingo, caramba.
Esta es la proposición
de un cátedro tontilhaba,
después que otro semejante
a los meses los cambiara
por mesas sustentadoras
de la calendaria usada.
Hay que progresar, señores,
pues femenina es la barba.
femeninas las señoras,
femenina… la semana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído