Julia Navarro

Tiempo de congresos

Tiempo de congresos
Julia Navarro. PD

El ministro Portavoz del Gobierno, Méndez de Vigo, ha ofrecido a la oposición llegar a acuerdos como se llegaron durante la Transición. La realidad es que el Gobierno no tiene otra opción que intentar consensuar con la oposición porque no tiene mayoría suficiente para hacer de su capa un sayo. En realidad lo que más preocupa al Ejecutivo es sacar adelante los Presupuestos. Esa será su prueba del 9 y sobre todo el punto de inflexión para que la legislatura siga adelante o, si no se aprueban los Presupuestos, se convoquen elecciones.

Quizá el principal escollo al que se enfrenta el Gobierno es que tanto PSOE como Podemos están en pleno proceso congresual. El PP también, pero ese es otro cantar porque la realidad es que no se esperan grandes tensiones, por no decir que ninguna, en el congreso de los populares.

Es más yo me imagino a Mariano Rajoy (siempre le imagino así) fumándose un puro mientras Pablo Iglesias e Iñigo Errejón disputan sobre el modelo político de Podemos y Sánchez, Pedro, vuelve a saltar a la «arena» anunciando que se presentará a las «primarias» presentándose como el «buen socialista» y descalificando de paso a la Gestora de su partido.

En cuanto a Ciudadanos tal y como se esperaba Albert Rivera se ha vuelto a hacer con el santo y seña del partido en su recién celebrado congreso aunque el reto que tiene por delante es consolidar el partido. Y es que según se afianza el PP se tambalean los cimientos de Ciudadanos, pero hay algo más se percibe en la formación naranja una perdida de «encanto» de «frescura». Están envejeciendo a paso agigantados desde que decidieron instalarse en el centro-derecha.

Lo cierto es que ahora mismo el partido que goza de mayor estabilidad es el PP. Los jóvenes del PP no terminan de ser capaces de imponer una nueva línea política que modernice su partido. Los pasos que se van a dar en su congreso son más bien tibios, un maquillaje ligero, de manera que, salvo sorpresas, todo seguirá igual que hasta ahora con Rajoy sin contestación interna.

Y es que no hay argamasa más fuerte y que una más que el poder.

Se diría que el único partido de los de ámbito nacional que realmente no tiene problemas es el PP. Y si me apuran se podría decir también que solo hay otro partido, el PNV que forma un bloque sólido. En el resto todos tienen sus más y sus menos.

La ausencia de gobierno durante tantos meses con el añadido del sicodrama del PSOE y la virulencia de PODEMOS, mas la crisis en Cataluña, parecían haber puesto nuestro país al borde del abismo. Por ahora estamos en un período de tranquilidad aunque no sepamos por cuanto tiempo, seguramente el que se tarde en Podemos en dilucidar si el tandem Iglesias y Errejón puede seguir funcionando, y que en el PSOE elijan a un nuevo líder, que si resulta ser Pedro Sánchez volverá a poner todo del revés.

Ya digo, parecemos instalados en una calma chicha que nunca se sabe si es preludio de un tormentón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído